El Mundo

Una misteriosa marcha de elefantes mantiene en vilo a China

Una manada de paquidermos partió en mayo desde una reserva ubicada en Xishuangbanna, una región china fronteriza con Laos y Myanmar hacia el norte. Ya recorrieron 500 kilómetros.

Martes 08 de Junio de 2021

Una misteriosa marcha que comenzaron a mediados del mes de mayo unos 15 elefantes que partieron de la reserva de Xishuangbanna, una región china fronteriza con Laos y Myanmar, en China, y que ya recorrieron cerca de 500 kilómetros en dirección al norte, mantiene en vilo a la zona.

La marcha que iniciaron los paquidermos, un fenómeno que aun no se ha podido explicar, generó cuantiosas pérdidas en los poblados y cultivos por los que atravesaron los gigantes.

Los zoólogos que se encuentran estudiando el comportamiento de la manada, aun no pudo brindar una explicación clara sobre el accionar de los animales, buscan la forma de que se alejen de los sembradíos y zonas pobladas.

Embed

Los animales se alejaron 500 kilómetros al norte de su hábitat natural, la Reserva Natural Nacional de Xishuangbanna en la provincia de Yunnan, y causaron daños en las comunidades rurales cercanas a la capital provincial, Kumming.

La televisión estatal CCTV mostró el domingo una larga fila de camiones aparcados a lo largo de una pequeña carretera rural, con exuberante follaje verde a ambos lados, en un intento de mantener la manada alejada de las zonas densamente pobladas.

"Estamos aquí para bloquear a los elefantes", dijo a la CCTV un camionero. "Los agentes de la policía de tráfico han dicho que necesitan algunos camiones. Mientras me necesiten, aquí estaré", agregó.

Las autoridades también movilizaron a cientos de personas para seguir sus movimientos con drones y cámaras infrarrojas.

La televisión china mostró a unos despreocupados elefantes deambulando por los patios y huertos de los habitantes durante el fin de semana, dejando a su paso árboles aplastados y puertas de garaje abolladas. "La manada estuvo vagando por el pueblo durante todo el día", dijo un habitante nervioso a CCTV. "Salimos y vimos un elefante de unos tres metros de altura. Nos asustó mucho", confesó.

Desde mediados de abril, los animales destrozaron unas 56 hectáreas de cultivos, causando unas pérdidas estimadas en 6,8 millones de yuanes (1,07 millones de dólares), según la cadena estatal. No está claro el motivo por el que abandonaron su hábitat natural.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario