Una mujer que había sido declarado muerta por paramédicos que asistieron un importante accidente de tránsito fue encontrada viva tras permanecer varias horas en el refrigerador de una morgue. Este hecho se produjo en las afueras de Carletonville, al sudoeste de Johannesburgo, Sudáfrica.

Un servicio de ambulancias confirmó que la mujer fue declarada muerta por paramédicos que auxiliaron a los implicados en un accidente que se cobró varias víctimas mortales.

El personal forense de la morgue se percató de que la mujer estaba viva tras permanecer varias horas en el refrigerador donde pusieron los cadáveres de otras dos víctimas que fallecieron en el choque.

"Nosotros seguimos nuestros procedimientos, no tenemos idea cómo pasó esto", manifestó el gerente de operaciones del servicio de emergencia, Gerrit Bradnick.

"El equipo está totalmente devastado, no estamos en esto para declarar muertos a personas vivas, estamos en este trabajo para mantener viva a las personas", aseguró.

Los socorristas sostienen que cuando la atendieron tras el accidente no tenía signos vitales. "Se hicieron todos los chequeos que se deben hacer, respiración, pulso, por eso la paciente fue declarada muerta", indicó.

"Los paramédicos están entrenados para determinar la muerte, no nosotros", dijo una fuente en la morgue de Carletonville al diario Sowetan.

"Uno nunca se espera abrir un refrigerador y encontrar a alguien vivo. ¿Se imagina si hubiésemos empezado la autopsia y la matábamos?", se preguntó el técnico forense.