Cromañón

A 15 años del día en que 194 muertes cambió el país

La pero tragedia del país, el cual cambió la escena del rock y de la diversión en la Argentina, ya no tiene ningún detenido. Cronología.

Lunes 30 de Diciembre de 2019

A 15 años de la tragedia en Cromañón, donde el 30 de diciembre de 2004 hubo 194 muertos y 1400 heridos, los músicos de Callejeros se reciclaron en distintas bandas, mientras que la Justicia entregó el predio donde funcionaba el boliche a su propietario, sin que se pudieran rescatar las pertenencias de las víctimas.

La bengala

La Justicia nunca encontró al responsable de ese acto. Una vergonzosa maniobra intentó atribuírselo a Pedro Iglesias, una de las víctimas mortales e hijo del abogado José Iglesias, quien encabezó una de las cuatro querellas. Nunca se probó; varios testigos lo desmintieron. Lo cierto es que jamás se sabrá, por lo menos oficialmente, quién arrojó la pirotecnia que originó la ignición de una media sombra utilizada como falso techo y desprendió gases de cianuro de los paneles acústicos.

Una suma de factores

Cromañón ocurrió por el disparo de una bengala, pero no sólo por eso. El lugar estaba habilitado como “local bailable clase C” con capacidad para unas mil personas. Sin embargo funcionaba como microestadio para recitales y el 30 de diciembre de 2004 había allí unos cinco mil espectadores apretujados y sudorosos por la escasa ventilación.

Según determinó la Justicia, ello fue posible porque los inspectores del gobierno porteño no inspeccionaron, los policías de la Federal con jurisdicción en el lugar miraron para otro lado convencidos por el pago de sobornos y el gerenciador, Omar Chabán, maximizó el negocio.

También el único lugar que se podría haber usado como salida de emergencia, un portén, estaba cerrado con llave y candado.

Juicio

En el juicio que estuvo a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal 24, los músicos fueron absueltos y el resto de los imputados condenados a distintas penas, pero luego de las apelaciones, la Cámara de Casación Penal también halló responsable a Callejeros.

Tras un largo derrotero judicial, en 2016 la Corte Suprema de Justicia dejó firme las condenas por estrago culposo seguido de muerte, cohecho e incumplimiento de los deberes de funcionario público, oportunidad en la que volvieron a ser detenidos todos los imputados.

En 2017, obtuvieron la libertad condicional el guitarrista Elio Delgado (33), el bajista Christian Torrejón (45), el saxofonista Juan Alberto Carbone (49), condenados a cinco años de cárcel; y Maximiliano Djerfy (43), a tres años, mientras que el líder de la banda, Patricio Santos Fontanet, fue excarcelado en 2018 tras cumplir más de la mitad de la pena a siete años que le habían impuesto.

Embed

Antes habían salido el escenógrado Daniel Cardell (40) y el manager Diego Argañaraz (40), que habían recibido tres y cinco años, respectivamente.

El único que sigue en prisión es el baterista Eduardo Vásquez (43), pero por el femicidio de su esposa Wanda Taddei (29), por el que recibió prisión perpetua; el año pasado se casó en la cárcel con Abana María Luján Maglio (36), otra detenida en el mismo complejo.

En los últimos años, casi todos los músicos se unieron en dos bandas: "Pato" Fontanet fundó en 2010 "Don Osvaldo", de la que también es miembro Torrejón, y el 3 de diciembre lanzaron su segundo disco, llamado "Casi Justicia Social II", una especie de continuación de su placa debut de 2015.

"Don Osvaldo" realizó recitales con grandes convocatorias a lo largo de su corta historia, pero la banda tuvo que suspender cuatro shows previstos para septiembre a raíz de que Fontanet debió ser operado de sus cuerdas vocales en mayo, y aún no se sabe en qué momento del 2020 presentarán su nuevo disco.

Embed

En tanto, Delgado, Djerfy y Carbone conformaron a fines de 2014 el grupo "Nuestra Raza" y hoy a las 20 despedirán el año junto a "Sueño de Pescado" en Pinar de Rocha, de Ramos Mejía, organizado por "Banderazos Callejeros", cuyo fin es "apoyar a los músicos de la banda".

Los otros condenados por el caso fueron el gerenciador de Cromañón, Omar Chabán (62), quien falleció en 2014 a raíz de un linfoma de Hodgink cuando cumplía su pena de 10 años y nueve meses, y su mano derecha, Raúl Villarreal (60), que en 2017 salió en libertad tras cumplir seis años de cárcel.

cromañon 1.jpg
Imagen ilustrativa
Imagen ilustrativa

Los otros condenados que también recuperaron la libertad fueron la ex subsecretaria de Gestión y Control Comunal Fabiana Fizbin (54), que fue excarcelada en 2016 tras una pena de cuatro años y Ana María Fernández (52), que salió en 2014 antes luego de cumplir dos años y diez meses.

En tanto, en 2017 quedó libre el ex subcomisario Carlos Díaz (60), que había recibido 8 años de cárcel.

En otro juicio posterior, fue condenado a cuatro años y medio de prisión el dueño de Cromañón, Rafael Levy, quien se encuentra con libertad condicional, pero según familiares, hace algunos meses recuperó el predio donde funcionaba el boliche.

A24 //Los Andes

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario