protesta

Alberto Fernández fue recibido con un cacerolazo en Salta

El presidente Alberto Fernández viajó para participar del tributo por el bicentenario de la muerte de Martín Miguel de Güemes

Jueves 17 de Junio de 2021

El presidente Alberto Fernández se reunió este miércoles con el gobernador Omar Perotti en la Quinta de Olivos para analizar la situación epidemiológica en Santa Fe y la posibilidad de volver a las clases presenciales en la provincia. Durante el encuentro le confirmó también que no viajará a Rosario el domingo para el acto de conmemoración del Día de la Bandera y que participará en forma remota.

El mandatario santafesino contó que la decisión del jefe de Estado obedece a que su presencia en la cuna de la Bandera "genera interés en sectores que quieren acercarse al acto y seríamos los propiciadores de algo que queremos evitar (por la concentración en el Monumento)". Y añadió que la celebración del domingo será un acto "muy similar al año pasado" y que Fernández participará en modo virtual. "Es lo más adecuado para poder homenajear a Manuel Belgrano", apuntó.

Sin embargo, el presidente este miércoles por la noche estuvo en Salta donde participó junto al gobernador Gustavo Sáenz de los actos organizados para conmemorar el bicentenario del fallecimiento del General Martín Miguel de Güemes, ocurrido el 17 de junio de 1821. Su desembarco en la ciudad generó que un ruidoso grupo de manifestantes se expresaran en contra de la visita del mandatario nacional.

image.png

“Alberto no sos bienvenido en la tierra de Güemes”, fue la consigna más repetida por los manifestantes que se congregaron en la esquina de la avenida Bicentenario y Paseo Güemes, con banderas argentinas y cacerolas. Desde sus autos, la convocatoria fue acompañada con bocinazos. Los quejosos permanecieron cerca del vallado que se había colocado para blindar el acto que se realizó con público reducido y sin acceso al monumento.

El desembarco del Presidente dividió las aguas en el espacio que lidera el gobernador Gustavo Sáenz, mientras un grupo identificado con el Partido Justicialista celebro la llegada del mandatario nacional, otro se pronunció en contra. Bajo la consigna "El poncho no se mancha", cuestionaron al Presidente en las redes sociales.

En su comunicación pública, aseguraron que la memoria de Güemes “no se puede manchar con la sangre de inocentes propiciando la ley del aborto, con la ideología de género en las escuelas, promoviendo la toma de tierras y avalando a periodistas kirchneristas que arman listas negras como policías del pensamiento”.

El mandatario fue recibido por el gobernador Sáenz y la intendenta de la capital provincial, Bettina Romero, entre otros funcionarios de su gabinete. Este jueves, que en Salta es feriado provincial, Fernández y Sáenz encabezarán los actos centrales y está programado para las 9 que las autoridades depositen ofrendas florales en el Panteón de las Glorias del Norte, en la Catedral Basílica, donde descansan los restos del general.

image.png

Luego, se trasladarán al Monumento a Güemes para proseguir con la agenda prevista, aunque el desfile cívico militar, del que iban a participar alrededor de 10.000 gauchos, se postergó para el 7 de noviembre próximo, por razones epidemiológicas, ante el aumento de casos de coronavirus en Salta.

Del otro lado, en la plaza 9 de Julio, a partir de las 24, cuando sonaron las campanas de la Catedral Basílica y las sirenas de la capital salteña para anunciar una jornada histórica por el bicentenario de la muerte de Güemes. Vecinos que habían llegado hasta en centro para compartir una vigilia helada se fundieron en un aplauso. Algunos dejaron explotar el orgullo con gritos de "Viva la Patria", "Viva el general", "Viva Salta".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario