Reforma Previsional
Martes 19 de Diciembre de 2017

Alfonsín: "Esta ley es injusta, había otras alternativas y había que dialogar"

El exdiputado nacional del radicalismo Ricardo Alfonsín manifestó hoy su preocupación, porque la UCR no supo "convencer al PRO" de tomarse "más tiempo" para debatir la reforma.

Tras la aprobación esta madrugada en el Congreso del proyecto de reforma previsional, el exdiputado nacional Ricardo Alfonsín, dijo estar preocupado porque la UCR no supo "convencer" al PRO de tomarse más tiempo para debatir la ley.

En declaraciones a radio FutuRock, que recoge la agencia de noticias Télam, el dirigente radical dijo que se trata de "una ley que nadie hubiera dejado de considerar a la hora de votar," al cuestionar de esta manera que la iniciativa no figuró en la campaña proselitista del oficialismo.

Ricardo Alfonsín consideró además que el hecho de que "el jefe de Gabinete (Marcos Peña) lo haya negado es aún peor" porque "irrita más a la sociedad". Para Alfonsín, "se comete otro error político con el apresuramiento porque la precipitación se lleva muy mal con la democracia y la razón".

"Esta ley es injusta. Había otras alternativas y había que dialogar y llegar con las otras fuerzas políticas a una solución que tenga la fuerza necesaria para implementarla", afirmó.

En este marco, Alfonsín lamentó que la conducción partidaria de la UCR "por una responsabilidad malentendida, no haya aclarado que no tuvo nada que ver con la elaboración de este proyecto y que no haya dicho que no sabía que iba a implementarse".

"Inmediatamente que se conocieron sus contenidos, aún sin haberlo estudiado, salió a apoyarlo y esto no es lo mejor que puede hacer el partido por los argentinos y por Cambiemos", adujo.

En esta línea, Alfonsín consideró hoy que existen alternativas que pueden atender las cuentas públicas, las necesidades de las provincias y de los jubilados, al criticar que "ser exigente con los más débiles y flojo con los que más tienen es bastante fácil".

Por último, defendió las manifestaciones que tuvieron lugar ayer frente al Congreso contra la reforma previsional, al afirmar que "son una expresión legítima de la política y la política misma discurre en las calles".

"Ahora, una cosa es una protesta y otra cosa son los violentos que van a la plaza y terminan deslegitimando la manifestación, logrando que se hable de cualquier cosa menos de lo que deberíamos hablar, que es hablar de lo que quieren los jubilados", diferenció.