El País
Lunes 20 de Noviembre de 2017

ARA San Juan: detectan ruidos que provendrían del submarino perdido

El vocero de la Armada Argentina, Enrique Balbi, confirmó la existencia de ese ruido y añadió que fue detectado "a la altura de la Península Valdés, a 360 kilómetros de la costa"

La Armada Argentina analiza "un ruido constante" que fue percibido por dos embarcaciones y que fue detectado en el área de búsqueda del submarino San Juan, que con 44 tripulantes a bordo, permanece desaparecido desde hace cinco días en aguas del sur argentino, en la zona del Golfo de San Jorge. El vocero de la Armada Argentina, Enrique Balbi, confirmó la existencia de ese ruido y añadió que fue detectado "a la altura de la Península Valdés, a 360 kilómetros de la costa, en el borde del talud, donde hay una profundidad promedio de unos 200 metros".

"Esa zona es la que debería haber tomado el submarino en su ruta a Mar del Plata", detalló Balbi, quien agregó que se aguarda que para esta noche esté "procesado el origen del ruido" por lo que pidió "ser cautos" con este dato. Balbi indicó no obstante que "se trata de un ruido permanente, constante" que fue escuchado "por una corbeta a través de su casco de manera pasiva y luego por un destructor de la Armada, que se acercó al lugar y escuchó el mismo ruido". A partir de esta escucha "se envió a la zona a la aeronave de exploración antisubmarina P-8 de la armada norteamericana, donde donde sembró "fonoboyas pasivas". "Ese ruido fue grabado y llevado por la aeronave a la base naval Puerto Belgrano, donde está el centro de búsqueda y rescate. Allí se lo esta procesando, no deja de ser un ruido, pero se lo está procesando", aclaró Balbi.

Visita
El presidente Mauricio Macri renovó hoy el compromiso del gobierno nacional para hallar a la tripulación del submarino luego de una visita que efectuó esta mañana a los familiares en la Base Naval de la ciudad de Mar del Plata. "Estuve en la base de Mar del Plata para acompañar y ofrecer todo mi apoyo a los familiares de la tripulación del submarino ARA San Juan en estas horas difíciles. Seguimos desplegando todos los recursos nacionales e internacionales disponibles para hallarlos lo antes posible", declaró el Presidente en su cuenta de Twitter.

Esta mañana la Armada descartó que los siete intentos de llamada detectados el sábado entre las 10 y las 15 hayan provenido del submarino, lo que generó "una angustia muy fuerte" en los familiares de los tripulantes que aguardan novedades en la Base Naval de Mar del Plata. Además, reiteró que las condiciones climáticas en la zona "siguen siendo muy malas con vientos de hasta 90 kilómetros por hora", lo que tenderá a disminuir según los pronósticos a partir de mañana.

En el área de búsqueda hay 13 unidades navales y 10 aviones, entre los argentinos y de países como Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Chile, Uruguay, Brasil y Perú, lo que fue calificado por el vocero de la Armada como "el operativo de mayor magnitud de los últimos 30 años" para la fuerza. La Armada también había confirmado que el submarino comunicó un principio de avería en una batería antes de perder contacto el último miércoles, lo que lo obligó a "cambiar el derrotero" y dirigirse directamente hacia Mar del Plata.

Pero el vocero de esa fuerza, Enrique Balbi, afirmó que esa avería "ya había sido informada previamente" y que el submarino "tiene redundancia en los equipos de alimentación eléctricos", por lo que no había que asociar ese problema a la desaparición. "Más allá de cualquier avería que pueda haber informado, el submarino pudo continuar en inmersión en su viaje hacia Mar del Plata, por lo que seguía en condiciones normales de navegación", indicó.

El ARA San Juan, construido en Alemania y que está en servicio desde 1985, había partido desde Ushuaia con 44 tripulantes a bordo y tenía previsto llegar a Mar del Plata entre ayer y hoy. Pero a la altura del Golfo de San Jorge, mientras realizaba tareas de patrullaje, cerca de la Península de Valdez, comunicó el miércoles pasado que tenía una avería por lo que inició su viaje hacia Mar del Plata, aunque nunca volvió a comunicarse.



Embed


Angustia
Psicólogos que asisten a los familiares de los submarinistas del ARA San Juan, desaparecido desde hace cinco días, manifestaron que "hubo situaciones de angustia muy fuertes" cuando se habló de la posible falta de oxígeno en la nave y aseguraron que "el mejor ansiolítico para ellos es la buena información".

Un equipo integrado por cinco psicólogos y un médico psiquiatra pertenecientes a la Armada Argentina y al Ministerio de Defensa de la Nación trabajan durante las 24 horas en la contención de familiares y allegados de los 44 tripulantes del submarino.

Los familiares aguardan novedades de la embarcación en la Base Naval de Mar del Plata desde el jueves pasado cuando se difundió la información de la desaparición del submarino que había partido desde Ushuaia y tenía como destino final Mar del Plata. Enrique Stein, psiquiatra experto en catástrofes, relató que los estados de ánimo de los familiares "varían de acuerdo a la información que van recibiendo", y señaló en ese sentido que "a medida que pasan las horas y la información que llega no es la esperada es más importante brindar contención profesional".

Stein destacó que cuando comenzaron esta mañana a circular versiones sobre una posible falta de oxígeno en la embarcación "se produjeron situaciones de angustia muy fuertes", que se sumaron a la que generó la confirmación de que las comunicaciones satelitales detectadas no pertenecían a la nave.

"El objetivo de nuestra intervención es sostener la grupalidad familiar, los vínculos entre parientes y compañeros de los submarinistas, que atraviesan una situación muy delicada en la que pueden presentarse casos puntuales de ansiedad y depresión", dijo Stein. Y agregó: "El mejor ansiolítico es la buena información". Víctor Hugo Duga, jefe de Pscicopatología del Hospital Naval, manifestó a Télam que el número de familiares que pasa por el lugar varía entre 30 y 100 personas a lo largo de todo el día, y a ellos se suman colegas y compañeros de los submarinistas.

"Buscan información y tienen su propio sufrimiento emocional, porque se indentifican mucho con el sufrimiento de sus pares", sostuvo. Añadió además que "es natural que la angustia y la depresión se presenten, y nuestra tarea es hablar con las personas, que nos cuenten qué sienten, quiénes son sus seres queridos, sus planes, de dónde vienen, y conversar sobre lo que les pasa".

El trabajo de contención psciológico y psiquiátrico forma parte de un protocolo activado en situaciones traumáticas como la que se vive desde que el ARA San Juan dejó de emitir comunicaciones. Ese plan incluye además la contención clínica, y para ello se encuentra operativa una enfermería con cuatro médicos y una guardia permanente de 24 horas, y está contemplado además el uso de una ambulancia en caso de que sea necesario un traslado.

Duga informó que dos mujeres debieron ser atendidas hoy "luego de que sufrieran una descompensación después del último parte". "Hoy se produjo esta situación, que tiene que ver con una desesperanza entendible, porque el buque no aparece y no llega al puerto cuando estaba pautado", subrayó.

Tanto Stein como Duga dijeron que no "hay una situación de desborde" en cuanto al plano emocional de los familiares, y resaltaron en ese sentido la visita del presidente Mauricio Macri a la Base durante el mediodía de hoy para reunirse con ellos y expresarles su apoyo. "Fue una escucha respetuosa", aseguró Stein, luego de que el mandatario abandonara el predio naval.