El país
Viernes 08 de Diciembre de 2017

Carlos Zannini pasará el fin de semana en la cárcel de Ezeiza

El exfuncionario kirchnerista fue arrestado en Santa Cruz y luego trasladado a Buenos Aires. Su abogado confirmó que permanecerá alojado en la prisión bonaerense y aseguró que apelará por considerar la detención como antijurídica

El detenido exsecretario de Legal y Técnica de la presidencia, Carlos Zannini, fue trasladado esta mañana al Hospital Penitenciario Central del penal de Ezeiza donde pasará el fin de semana tras concretar los trámites de ingreso al Servicio Penitenciario Federal en la Alcaidía de los tribunales federales de Retiro.

Zanini fue procesado con prisión preventiva por supuesta "traición a la Patria" y "encubrimiento agravado" de ciudadanos iraníes con pedido de captura internacional por el atentado a la Amia.

El exfuncionario fue detenido en la madrugada de ayer en Río Gallegos y se lo trasladó en un avión de línea desde esa ciudad hacia el aeroparque porteño para arribar poco antes de las 7 a Comodoro Py 2002, con miras a cumplir los trámites formales para su ingreso a un penal federal.

Con fuerte custodia, de saco oscuro, pantalón claro, esposado y protegido con chaleco antibalas, el exfuncionario ingresó por una puerta lateral a la Alcaidía de la planta baja de los tribunales y salió de allí a las 8.37 rumbo a la cárcel de Ezeiza, ya bajo custodia del Servicio Penitenciario Federal.

Zannini permaneció todo el tiempo en la Alcaidía, donde fue revisado por una médica legista, se le tomaron las huellas dactilares, fotos y registro de datos, el trámite que sigue todo nuevo recluso antes de ser ingresado a un penal.

También estuvo en los tribunales su abogado Mariano Fragueiro Díaz, quien anticipó que se apelará el procesamiento dictado ayer por el juez federal Claudio Bonadio, en una resolución en la que ordenó la prisión preventiva para Zannini, Luis D'Elía, Fernando Esteche, Jorge Khalil y pidió el desafuero de la expresidenta y senadora electa Cristina Kirchner para poder detenerla.

La policía montó un operativo de seguridad especial, pese al feriado, para la llegada de Zannini en una sede judicial que permaneció casi desierta. Bonadio procesó a todos por esos delitos vinculados a lo que consideró fue un "plan criminal" para dar impunidad a los buscados por el atentado mediante la firma del Memorándum de Entendimiento entre Argentina e Irán.

Zannini había sido indagado el 23 de octubre pasado en la causa a cargo de Bonadio y el fiscal federal Eduardo Taiano. En el hospital penitenciario de Ezeiza, Zannini pasará el fin de semana junto a otros dos de los detenidos ayer, Khalil y Esteche.

La causa se originó por la denuncia del fallecido extitular de la UFI Amia, Alberto NIsman, concretada poco antes de aparecer muerto con un balazo en la cabeza en su departamento de Puerto Madero.

Zannini era el único procesado con preventiva que restaba ingresar al Servicio Penitenciario Federal tras las capturas ordenadas ayer y para la semana próxima se espera que comience el trámite de los recursos de los defensores vinculados a intentar obtener excarcelaciones y por ejemplo en el caso de D'Elia, la prisión domiciliaria por razones de salud.

Antijurídico
Por otro lado, Mariano Fragueiro Díaz, abogado del exsecretario de Legal y Técnica de la presidencia Carlos Zannini, aseguró hoy que apelará el fallo del juez federal Claudio Bonadio que ordenó la detención de su patrocinado, por considerarlo "antijurídico", y afirmó que el magistrado ordenó tareas de inteligencia previa en Río Gallegos, de las que el exfuncionario se enteró en una comisaría local.

"El procesamiento va a ser apelado. Voy a cuestionar la falta de fundamentación y los dos hechos que son para mí más antijurídicos: primero, considerar que el Memorándum de Entendimiento tiene características de delito subordinable a la traición a la Patria y, en segundo lugar, la participación de mi defendido", aseveró Fragueiro Frías, en diálogo con radio La Red.

Carlos Zannini fue secretario de Legal y Técnica de la Presidencia de la Nación durante los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández entre 2003 y 2015. Para el abogado de Zannini, es una consideración "arbitraria" de Bonadio plantear que el exfuncionario kirchnerista puede obstaculizar la investigación, argumento que derivó en su detención.

"Ya ha colectado pruebas para un auto de procesamiento, el próximo paso es el juicio oral. Las posibilidades de obstaculizar la investigación con las pruebas ya incorporadas suenan utópicas", evaluó el letrado.

"La Justicia declaró inconstitucional el memorándum, y eso no es un dato menor. Si cuando eran poder, una Justicia dijo que es inconstitucional, ¿Qué pueden hacer en este momento, que ya no son poder y está toda la prueba incorporada?", agregó en el mismo sentido.