Cuba

Cristina y Florencia vuelven de Cuba y harán la cuarentena

CFK solicitó a los argentinos que "se cuiden respetando el aislamiento" preventivo y obligatorio

Sábado 21 de Marzo de 2020

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció ayer que en unas horas regresará a Buenos Aires proveniente de Cuba, junto a su hija Florencia, quien se encontraba en la isla bajo tratamiento médico desde febrero del año pasado, y solicitó a los argentinos que "se cuiden respetando el aislamiento" social, preventivo y obligatorio, establecido anteayer por el gobierno nacional para mitigar la propagación del coronavirus.

"En unas horas más, regresaré a Buenos Aires en el vuelo semanal de Cubana de Aviación con mi hija Florencia", publicó la expresidenta en su cuenta de Twitter, minutos después de las 7 de ayer.

Fuentes cercanas a la vicepresidenta confirmaron que ambas llegarán al país el domingo, en medio de la medida de prevención dispuesta por el presidente Alberto Fernández con el acuerdo de los gobernadores, que comenzó a regir en el primer minuto de ayer y se extenderá hasta el próximo 31 de marzo, con el fin de mitigar la expansión del virus en el país.

"Si bien Cuba no es un país de riesgo, al llegar cumpliré con los 14 días de aislamiento. Sé que es una obviedad decirlo pero ya se sabe. A veces hay que aclarar hasta lo obvio", resaltó la exmandataria.

Florencia Kirchner viajó a Cuba en febrero del 2019 para hacer un curso de guión cinematográfico y, durante su estadía, pidió permiso para demorar su regreso y someterse a un tratamiento de salud a raíz de un trastorno de estrés postraumático, de acuerdo a lo informado por su madre y sus abogados ante la Justicia.

En respuestas a las críticas por su décimo viaje a Cuba en el marco de la pandemia, Cristina Kirchner explicó: "Flor me pidió que la venga a buscar para ayudarla. Sentía que sola no iba a poder. Algo tan humano y por eso tal vez incomprensible para los depredadores de almas y corazones que durante esta semana especulaban mediáticamente, como siempre, el porqué de este viaje".

En agradecimiento a Cuba, señaló: "Me pongo a pensar cuánto tiempo pasé este último año en La Habana: casi cien días. Y siento que aunque tuviera cien vidas, ellas no me alcanzarían para expresar mi agradecimiento a esta Cuba solidaria, castigada por los poderosos pero digna y altiva".

En tanto, la vicepresidenta atribuyó la enfermedad de su hija a "la feroz persecución mediática y judicial que dañó severamente su salud".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario