El Gobierno oficializó los nuevos costos de la energía y cambió el valor del gas envasado. El valor con subsidio pasa de $ 20 a $ 39. Aranguren prometió que aumentará los controles para que se cumpla el precio oficial.

El precio oficial de la garrafa de gas aumentó 37,7% y el tubo de 10 kilos, que costaba $ 135, ahora cuesta $ 185, IVA incluido. Los valores rigen desde hoy, a partir de la resolución del Ministerio de Energía publicada en el Boletín Oficial. Se trata del valor máximo a la que se puede conseguir

El Gobierno había aumentado el precio máximo de las garrafas por última vez en abril. En ese entonces, la suba fue del 38,5 por ciento, pero el valor subsidiado se mantuvo en 20 pesos.

Cabe recordar que la garrafa social se puede encontrar en las distribuidoras de gas de la ciudad de Santa Fe o en los operativos de distribución que se realizan en distintos puntos de la ciudad todas las semanas.

El ministro de Energía, Juan José Aranguren, dijo en conferencia de prensa que su dependencia y la Secretaría de Comercio trabajarán para asegurar que los comercios vendan la garrafa al precio oficial en el invierno que viene. "Estamos trabajando con las municipalidades para lograr un mayor poder de policía", sostuvo.

Aranguren consideró que las distorsiones de precios llevan a los comercios a vender la garrafa más cara de lo permitido. "Cuando el precio está muy por debajo de la paridad de exportación, se presta a este tipo de maniobras ilícitas", dijo. "No las justifica, pero ocurren. Y cuando los valores de subsidio están muy diferenciados ocurre esta realidad", agregó.

La suba de la garrafa se complementa con los aumentos oficializados en las tarifas de electricidad y gas de red, de entre 43 y 58 por ciento.