El País

Después de 10 años, Cristina volvió a mostrarse con Felipe Solá

Es el cuarto encuentro que mantienen ambos referentes, pero el primero que se hizo público.

Miércoles 27 de Febrero de 2019

La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el ex gobernador bonaerense Felipe Solá hicieron oficial su acercamiento electoral al mostrarse juntos en una foto después de más de 10 años. La reunión, que duró alrededor de una hora y cuarto, tuvo lugar  en el departamento de la senadora y líder de Unidad Ciudadana en el barrio porteño de Recoleta.

Se trata de la cuarta reunión que el presidente del interbloque de diputados de Red por Argentina mantiene con Cristina Kirchner, pero ésta es la primera que se resolvió hacerla pública y visible.

"Le manifesté a Cristina la obligación de ser amplios en la convocatoria y extender los márgenes. Hay que priorizar los desafíos del futuro y no las diferencias del pasado", resaltó Solá, uno de los anotados como precandidatos presidenciales del peronismo.

Al igual que varios dirigentes del peronismo con aspiraciones presidenciales, Solá se encuentra a la espera un pronunciamiento de la ex jefa de Estado para ratificar o declinar su propia candidatura.

A través de un comunicado que difundió a propósito de su cónclave con Cristina Kirchner, el diputado peronista volvió a hacer un llamado a la unidad y argumentó que "para que en octubre vuelvan a ganar el pueblo, los trabajadores y la clase media no hay lugar para egos ni mezquindades personales".

La última vez que los dos dirigentes se habían mostrado en público había sido en 2007, cuando Solá era gobernador y Cristina Kirchner, candidata a presidenta.

Tras un distanciamiento entre ambos, el diálogo se retomó a finales del 2018, poco tiempo después de que Solá se decidiera a romper filas con el massismo para conformar un interbloque propio con otros desertores del Frente Renovador, legisladores del Movimiento Evita y la diputada Victoria Donda.

Además de Solá, recuperó al ex jefe de Gabinete Alberto Fernández, a quien incorporó a su mesa chica, se acercó al camionero Hugo Moyano, trabó una alianza con Juan Grabois, tejió vínculos a través de terceros con Victoria Donda y Fernando Pin" Solanas, y selló la unidad con muchos gobernadores peronistas con los que había estado distanciada.

El plan de Cristina Kirchner es no dividir al peronismo en la mayoría de las provincias para restarle posibilidades de victoria a Cambiemos (aunque eso signifique relegar a La Cámpora y otras fuerzas del riñón), y engrosar lo más posible el frente opositor de cara a las elecciones presidenciales de octubre.

¿Te gustó la nota?