El Gobierno deberá afrontar este martes otra prueba de fuego en materia económica, ya que el Indec difundirá la inflación de junio y el semestre, mientras el Banco Central realizará una nueva megalicitación de Lebac.

Luego de que en las últimas dos semanas el dólar pareció encontrar un punto de equilibrio alejado del récord de $29,57 en medio de la corrida cambiaria, el mercado estará a la expectativa de los datos que publicará el Indec y el resultado de la subasta mensual realizada por la autoridad monetaria. .

Estimaciones privadas indicaron que la inflación de junio se se ubicó entre 3,5% y 4%, y advirtieron que se trató de "la más alta en dos años".

Según un estudio del Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET) de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (Umet), el costo de vida trepó en doce meses al 29,5%.

"Hay servicios en los que la inflación mensual registra subas de hasta 7,5 puntos, como el área de esparcimiento; de 5% en Salud; Transporte y Comunicaciones (4,3%)", señaló el informe.

Por su parte, el economista Fausto Spotorno, integrante del Estudio Orlando Ferreres y Asociados, subrayó que la inflación de junio fue de 3,9%.

En tanto, Eco Go consultores estimó que la inflación medida por su Relevamiento de Precios Minoristas (RPM) exhibió un aumento del 3,7% en junio.

A su vez, ese día el Banco Central deberá hacer frente a un "test" en la city porteña al concretar la licitación de Lebac.

Se trata de un importante vencimiento de unos $536.000 millones, monto que los analistas del mercado creen que no será renovado en su totalidad.

Así sucederá luego de que días atrás el Gobierno llevara a cabo una licitación de Letras del tesoro en dólares, a las cuales se podían suscribir en pesos, en dólares o Lebac.

En junio, el Banco Central había renovado sólo el 60%, un total de $308.473 millones, del vencimiento de Lebac por $514.779 millones, pese a elevar la tasa de interés de 40% al récord de 47% anual para el plazo más corto, en un intento por volver más atractivo al peso y frenar la demanda de dólares.