El juez laboral José Ignacio Ramonet hizo lugar a una presentación del Ministerio de Trabajo y ordenó un embargo de 809.790.710 pesos más intereses de 242.937.213 pesos al gremio de Camioneros por negarse a pagar una multa por no acatar una conciliación obligatoria en diciembre de 2017.

La presentación de la cartera laboral se había llevado a cabo el lunes por la tarde, cuando el ministro Jorge Triaca envió a la Justicia nacional del Trabajo el pedido de ejecución de la sanción impuesta al Sindicato de Camioneros.

El juez Ramonet decretó el embargo preventivo y pidió que se libren oficios al Banco Provincia de Buenos Aires, al Banco de la Nación Argentina, al Banco Ciudad de Buenos Aires y al Banco Macro "a fin de que traben la medida ordenada por la suma de 269.930.236,66 pesos -con más la de 80.979.071 pesos- cada uno en la forma dispuesta precedentemente", reprodujo Infobae.