Pandemia

Estudiantes de carreras de salud exigen retomar las prácticas para poder recibirse y atender pacientes de Covid-19

La FUA y estudiantes del último año piden reanudar las prácticas profesionales para poder atender pacientes de coronavirus. La UNL y el Ministerio de Salud de Santa Fe están avanzados en los protocolos para poner en marcha estas prácticas

Viernes 02 de Octubre de 2020

La Federación Universitaria Argentina (FUA) y estudiantes del último año de diferentes carreras de salud reclamaron poder reanudar las prácticas profesionales para recibirse, suspendidas desde marzo cuando se declaró la pandemia, y así luego sumarse a la atención de los enfermos de coronavirus, informó la federación estudiantil.

El pedido se expresó a través de "unas cinco mil firmas en petitorios on line y una carta a los Ministerios de Salud y Educación", detalló la FUA.

Por su parte el Ministerio de Educación emitió una resolución que recomienda a las universidades nacionales, provinciales, privadas e institutos universitarios "el análisis de mecanismos que faciliten a los alumnos próximos por graduarse en carreras de ciencias de la salud la culminación de las actividades curriculares previstas en los respectivos planes de estudios”.

“Instamos al gobierno nacional a avanzar en torno a la problemática de cientos de estudiantes que hoy se encuentran varados en su trayecto académico” debido a que "no pueden realizar sus prácticas por falta de autorización” en el marco del aislamiento social preventivo y obligatorio (Aspo), precisa la petición de los estudiantes.

Ante esta situación, reclaman que se declaren “actividades esenciales” a esas prácticas para que los estudiantes puedan movilizarse sin inconvenientes, incluso entre localidades.

En tanto las universidades nacionales "puedan avanzar en la habilitación de las propuestas curriculares” para que puedan ser llevadas a cabo en el contexto de pandemia.

“Necesitamos recibirnos, queremos ser útiles en estos tiempos donde los médicos no dan abasto”, dijo Lourdes Carrizo, una de las firmantes, mientras que Micala Redivo consideró "de importante impacto sanitario", la falta de egresados en salud en el año 2020 en plena pandemia.

Los estudiantes reclaman además poder hacer las prácticas en diferentes hospitales para poder sumarse como personal esencial y fundamental para cubrir las necesidades sanitarias por el Covid-19.

“Somos esenciales para hospitales, clínicas y todo centro de salud, lugares afectados con personal con carpetas médica por pertenecer a grupos de riesgo como también profesionales afectados por el virus”, dice el texto que acompaña esta petición lanzada por Noelia Castro.

La estudiante reclama que “los hospitales nos reciban para poder completar el total de las cursadas del último año de la carrera” y advirtió que el parate “afecta a todo estudiante de tercer año, a sus familias y a la economía de muchos hogares”.

La presidenta de la Federación Universitaria del Litoral e integrante de la FUA Gimena Traba, explicó a Télam que, como consecuencia de esta situación, “en diciembre no habrá graduados” de las carreras de salud que son “alrededor de tres mil solo en la carrera de medicina”.

“Las prácticas están enmarcadas en una responsabilidad de doble competencia: de la universidad pero también de las instituciones públicas o privadas del sistema de salud que aportan los espacios para poder hacerlas”, dijo.

En virtud de esto, su restablecimiento requiere la articulación entre dos sectores, que deben acordar protocolos que luego sean aprobados por los ministerios de salud a nivel provincial o nacional.

No obstante, “hay universidades que ya la fueron resolviendo”, como es el caso de la Universidad Nacional del Litoral (UNL), pero “las más complicadas son las de mayor matrícula”.

Traba explicó que allí “la facultad de ciencias médicas y el Ministerio de Salud provincial crearon un programa de prácticas” enmarcado en un “protocolo de seguridad” avalado por la cartera laboral, que está próximo a ponerse en marcha y que implica que los estudiantes realicen “actividades de soporte, como por ejemplo la atención médica de los call center o para el Programa DetectAR, y lo que tiene que ver con la atención primaria de la salud”.

La suspensión de las prácticas, “a nivel individual implica un atraso en la generación de los títulos de grado para poder empezar a trabajar”, pero hay también un perjuicio colectivo, “al no poder sumarse para atender a la pandemia”, sobre todo en aquellas provincias que “tienen colapsado el sistema de salud” por falta de personal más que de camas.

A fines de agosto, la FUA envió una nota a los ministros Ginés González García y Nicolás Trotta, para solicitar que “la incorporación de las prácticas profesionales de las carreras de salud como actividad esencial en el marco de la pandemia” para que las universidades puedan avanzar en la firma de convenios “con los gobiernos provinciales y el sector privado para la continuidad de la actividad académica”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario