El País

Fuerte alud arrasó con varios vehículos en Mendoza

Los autos estaban en el cauce del río Cacheuta cuando se desató la tormenta de agua y granizo. Los bañistas se salvaron por milagro. Hubo derrumbes en la ruta 7

Domingo 22 de Enero de 2017

Una tormenta de agua y granizo provocó en la siesta de ayer un alud, que terminó arrastrando varios autos de mendocinos que habían ido a refrescarse al dique y habían dejado los vehículos en el cauce seco del río Cacheuta, que deriva en el embalse Potrerillos, Mendoza. Dos dotaciones de Bomberos y la policía lucharon contra el barro y la pendiente para rescatar los rodados. Por la noche hubo derrumbes en la ruta 7 a la altura de la curva de Guido.

La asfixiante jornada de ayer, en donde el termómetro superó los 37 grados, expulsó a los mendocinos de la ciudad y fueron varios los que viajaron hasta el dique Potrerillos buscando aliviarse en sus aguas.

Embed

Sin embargo, pasadas las 14.30 quienes realizan distintas actividades acuáticas -la Asociación de Windsurf, los que navegaban en veleros y los que practican kayak- detectaron que se acercaba una fuerte tormenta, abandonaron sus embarcaciones y advirtieron a quienes se bañaban de que era peligroso seguir en el agua.

"La tormenta venía del suroeste, justo en dirección de ese río y en cuestión de 15 minutos cayó muchísima agua y después comenzó el granizo. Nosotros dejamos de navegar y advertimos a la gente de que saliera del agua, pero no todos lo hicieron", contó Mariano Alguacil, titular de una empresa de veleros.

Algunos bañistas salieron y otros confiaron en que sólo sería una tormenta más. A varios de estos últimos, que habían dejado sus autos debajo de la sombra del puente del río Cacheuta, los sorprendió cerca de las 15.30 un alud de barro y agua que arrasó con cuatro vehículos.

"A nosotros nos llegó el llamado del 911 porque los bomberos de Potrerillos no daban abasto. Cuando llegamos, encontramos que el alud se había llevado varios autos y tuvimos que trabajar con dos dotaciones nuestras, una camioneta 4x4 y algunas máquinas que nos aportó la empresa Cartellone para poder retirarlos del cauce del río", relató el comandante Gustavo Tiritera, de Bomberos Voluntarios de Luján.

Entre los vehículos más afectados estuvo un Fiat Uno, al que el arrastre del alud lo llevó a impactar contra una columna del puente de ese río.

Por fortuna no hubo que lamentar heridos entre las familias que se refrescaban en el dique, quienes ante la llegada del alud lograron salir corriendo, aunque en la estampida perdieron sillas, reposeras y sombrillas que se llevó la corriente.

"La crecida de este río, en este momento del año, nos sorprendió porque en general el que más crece con estas tormentas es el río seco de Las Avispas y sucede de febrero. De cualquier manera, hay que insistir para que la gente que viene a disfrutar del dique no se ubique en estos cauces secos, porque una tormenta media provoca este tipo de aludes", recalcó Tiritera.

Anoche, pasadas las 21 se registraron derrumbes en la ruta 7 a la altura de la Curva de Guido, por lo que hubo demoras en el tránsito y debió trabajar personal de Vialidad para despejar la calzada.

Fuente: Diario UNO Mendoza

¿Te gustó la nota?