El país
Jueves 08 de Febrero de 2018

Hijas de un submarinista del ARA San Juan sufrieron un grave accidente

Las mellizas, de dos años, luchan por su vida tras caer a una pileta de la que fueron rescatadas inconscientes.

Las pequeñas hijas del único submarinista cordobés que tripulaba el ARA San Juan al momento de su desaparición, Víctor Maroli, las mellizas Julieta y Valentina, sufrieron un grave accidente doméstico en una pileta de dos metros de profundidad, fueron rescatadas inconscientes y reanimadas por policías, aunque permanecían internadas y luchaban por su vida.
El incidente se produjo ayer, cerca del mediodía en Bretón al 200, en el barrio Lomas de San Martín de la ciudad de Córdoba, de donde era oriundo el submarinista desaparecido.
Rápidamente se generó por las redes sociales una viralización del suceso y amigos de la madre, Laura, y familiares salieron a pedir cadenas de oración y rezos por ambas niñas de apenas dos años de edad.
Ambas fueron internadas en el Hospital Municipal de Córdoba, una de ellas entubada e inconsciente, mientras a la otra se le colocó una máscara de oxígeno debido a su cuadro de asfixia.
Las mellizas se cayeron a una pileta ubicada en la casa de sus abuelos maternos y un familiar las sacó inconscientes.
Todo indicaría que se trató de un descuido ya que al lado de la pileta había otra más pequeña de lona para chicos.
En tanto, la policía recibió una comunicación a las 11.40 que daba cuenta del accidente doméstico: "Una tía de las niñas hizo el llamado y conjuntamente con los familiares se las reanimó", explicó el comisario inspector Cristian Massa, que confirmó que las víctimas eran hijas del submarinista.
El personal policial debió contener a los integrantes de la familia en un cuadro de desesperación que mermó cuando las menores fueron trasladadas al hospital cordobés.