La Federación Argentina de la Magistratura y la Función Judicial expresó su "más enérgico repudio" a los ataques a balazos perpetrados anoche en Rosario a dos casas en las que vivió hasta hace poco el juez Ismael Manfrín, que presidió el tribunal que condenó a Los Monos con penas de hasta 37 años.

La entidad, a través de un comunicado, consideró que el ataque además de tener la finalidad de "amedrentar a un juez", le hizo llegar al magistrado la "solidaridad" de los magistrados y funcionarios de las provincias argentinas y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El comunicado completo de la entidad es el siguiente:

"La Federación Argentina de la Magistratura y la Función Judicial expresa su más enérgico repudio a los ataques perpetrados en la ciudad de Rosario con el indisimulado fin de amedrentar a un juez en ejercicio y hace llegar la solidaridad de los magistrados y funcionarios de las provincias argentinas y CABA.

Se registra un incremento de los actos de violencia contra magistrados y funcionarios, resultando por lo tanto imperioso que las autoridades tomen medidas urgentes para garantizar la existencia de poderes judiciales independientes.

La FAM hace un llamamiento público a los tres Poderes del Estado a trabajar en la puesta en marcha de acciones que protejan a los ciudadanos que intervienen en procesos judiciales, sea cual sea su rol dentro de ellos, y a los operadores del sistema de justicia, con el fin de asegurar que las decisiones jurisdiccionales sean tomadas sin presiones de ninguna naturaleza".