El País
Miércoles 28 de Marzo de 2018

La tarifa del gas aumentará un 40% a partir del lunes

El nuevo ajuste volverá a impactar sobre el costo de vida. Se estima que para una factura de $ 500, el aumento rondará los $ 200 por mes.

Las tarifas de gas natural por redes tendrán desde el primero de abril incrementos de hasta el 40% para los usuarios residenciales, anunció hoy el ministro de Energía, Juan José Aranguren, quien también precisó que el precio oficial de la garrafa de gas aumentará 16,7%, con lo cual el tubo de 10 kilos pasará a valer $ 216.

Así lo anunció el ministro en una conferencia de prensa que brindó este mediodía en el Palacio de Hacienda junto al presidente del Ente Nacional de Regulación del Gas (Enargas), Mauricio Roitman, quienes anunciaron el nuevo esquema tarifario que contempla un incremento promedio del 32%, como resultado de lo analizado en la audiencia pública de la última semana de febrero.

Para las categorías más bajas (R1-R23, de menor consumo), la suba será de 40%; para los escalones R31-R33 el alza se elevará a 32%; y para la R-34 el aumento será de 28%, mientras que la variación para comercios pequeños en el área metropolitana será de $ 22 por día y de $ 17 para el norte del país.

"El aumento es mayor para las categorías de consumo más bajo porque las de mayor consumo ya habían visto elevadas sus facturas, debido a que llegaron antes a los valores de recuperar los costos de producción", explicó el ministro en diálogo con la prensa al analizar los nuevos cuadros tarifarios.

De esta manera, las facturas medias mensuales con impuestos incluidos será -de acuerdo a la proyección oficial- de $440 para las categorías R1 a R23 con 40% de incremento; de $1.269 para las R31 a R33 con el aumento del 32% y de $2.805 para la R34 con la actualización del 28%. Aranguren precisó, por otra parte, que en el caso de la Patagonia, la Puna y Malargüe los incrementos en las facturas de gas serán de 36, 31 y 29 por ciento para los tres tramos de categorías de consumo consideradas.

El presidente del Ente Nacional de Regulación del Gas (Enargas), por su parte afirmó a Télam que está "trabajando con toda la cadena de la industria -productores, transportistas y distribuidores- para ver la posibilidad de aplicar en forma optativa un mecanismo para financiar el pago de las facturas en invierno".

La idea del Gobierno y que puso en debate en la audiencia pública con las distribuidoras de todo el país es que las facturas de los meses invernales, es decir la época de mayor consumo, se pueda postergar parte del pago para el período estival, lo que permitiría distribuir el impacto en los presupuestos familiares.

Las resoluciones del Enargas con los detalles de los aumentos para las siete empresas distribuidoras y las dos transportistas se publicaron hoy en el Boletín Oficial. Aranguren justificó la necesidad de "reformular el esquema de subsidios en el sector gasífero" -que en 2015 eran de 73% y se elevaban a 97% en la Patagonia, donde se pagaba sólo 16 centavos de dólar por millón de Btu- "porque llevaba a tener un requerimiento de recursos fiscales".

El ministro resaltó que los subsidios "ahora cubren a los hogares que más lo necesitan", en niveles de 84% para el decil 1 (el 10% de menor ingreso per capita familiar); 70% para el decil 2; 66% el decil 3; y 73% el decil 4, mientras para los deciles 9 y 10 la cobertura es de sólo 36 y 9%, respectivamente.

Finalizada en abril la tercera etapa de la revisión tarifaria integral (tras las subas de abril y diciembre del año pasado), Aranguren añadió que "las futuras subas de tarifas de transporte y distribución tendrán lugar en forma semestral de acuerdo al Indice de Precios Internos al por Mayor (IPIM)". A la actualización por inflación, se agregará "la incidencia del precio del gas natural y la variación del tipo de cambio", aclaró.

El ministro confió en que se reduzcan en los próximos años los precios que paga el consumidor, debido a que en un plazo de hasta cuatro años "habrá un excedente en la producción de gas de 30 a 35 millones de metros cúbicos". Según las proyecciones del Ministerio, "las tarifas reflejarán los menores precios del gas local, debido al costo decreciente del desarrollo esperado".

Esos costos de producción pasarían de US$ 5,1 el millón de Btu este año a US$ 6 en 2019, para luego bajar a US$ 5,9 el año siguiente; a US$ 5,4 en 2021; y a US$ 4,4 a partir de 2022, de acuerdo con la cartera. Aranguren consideró que "la integración regional es clave para lograr la reducción del costo", dada la posibilidad de exportar durante los meses de verano los excedentes que surjan "a partir del programa de incentivo a la producción, la mayor conciencia de consumo y la eficiencia en la compra de GNL". "Los proyectos y las inversiones empresarias en marcha nos van a permitir ser exportadores netos a partir de 2020 o 2021: seguiremos importando, pero exportaremos más"