El país

Las principales palabras presentes en el discurso del Presidente

Mauricio Macri anunció medidas económicas y se refirió a sus declaraciones del lunes y dijo que estaba "afectado por el resultado del domingo"

Miércoles 14 de Agosto de 2019

Este miércoles el presidente Mauricio Macri brindó declaraciones luego de la conferencia del lunes después de las Paso, en las que dijo haber "tenido un día muy malo" y asegurar que "estamos más pobres antes" de las últimas elecciones. Asimismo, dijo: "Si había muchos con bronca, a partir de lo que pasó hoy en los mercados las cosas no van a mejorar. El problema mayor es que la alternativa kirchnerista al gobierno no tiene credibilidad en el mundo, no tiene la confianza necesaria para que la gente quiera venir a invertir. Si el viernes el dólar bajaba, la financiación aumentaba, y a partir de este resultado electoral desfavorable al gobierno y favorable al kirchnerismo se da vuelta todo, eso demuestra que hay un problema grave entre el kirchnerismo y el mundo. No es fácil: tienen que demostrar que van a hacer algo distinto a lo que hicieron antes".

Embed

Hoy para intentar calmar la corrida cambiaria y ante el reclamos de los argentinos, Macri se expresó para pedirles disculpas a los argentinos a través de un mensaje grabado que fue difundido este miércoles.

A continuación, el discurso completo:

"Estoy acá para compartir con ustedes medidas de alivio que tomamos para acompañarlos en este momento difícil. Pero antes de comentar las medidas en detalle, quiero pedirles disculpas por lo que dije en la conferencia del lunes. Dudé en hacerla porque todavía estaba muy afectado por el resultado del domingo. Además, estaba sin dormir y triste por las consecuencias que tuvo en la economía.

Pero prioricé atender a la prensa para calmar ansiedades, dudas, como siempre lo he hecho. Sobre el resultado de la votación, quiero que sepan que los entendí. Sepan que respeto profundamente a los argentinos que votaron otras alternativas. A los que votaron por nosotros en el 2015 y esta vez eligieron no acompañarnos. Que ello haya sucedido es pura y exclusivamente responsabilidad mía y de mi equipo de Gobierno.

El domingo hubo muchos argentinos que creyeron en el camino que empezamos, pero que después de un año y medio muy duro dijeron "no puedo más". Sintieron que durante este tiempo los exigí mucho y que lo que les pedí fue muy difícil. Fue como trepar el Aconcagua y hoy están agotados, cansados, enojados.

Llegar a fin de mes se transformó en este último año en una tarea imposible muchas veces. Sé que muchas familias tuvieron que recortar sus gastos y que ya no saben dónde más recortar, de qué más privarse.

Cuando arrancamos en el 2015, creyeron que iba a ser más fácil. Yo también lo creí. Pero el punto de partida fue como estar en el décimo subsuelo. Hay muchas prioridades, muchas urgencias. Desde gente sin agua potable, rutas destrozadas donde la vida corría riesgos, millones de familias sin cloacas o viviendo en calles de tierra, zonas donde nadie había hecho las obras para que no se inunden y la lista sigue eternamente. Esas emergencias hay que solucionarlas y por mi formación como ingeniero prioricé solucionar las cosas de fondo, hacer las bases sólidas sobre las que creo y veo que la Argentina se está poniendo de pie, pero haciendo una autocrítica: soy consciente de que el día a día terminó siendo una exigencia agotadora para muchos. Desde mi lugar voy a hacer lo imposible para seguir acompañándolos más que nunca en este camino y priorizar aliviarles la vida en el día a día. Así como priorizamos las emergencias, la urgencia y lo estructural.

Hace tres años y medio ustedes me eligieron para cambiar nuestro país en serio y si bien logramos muchas cosas juntos, ese proceso nunca estuvo exento de errores. Pero sepan que mi intención de hacer, de construir es siempre sana y verdadera. Tres años y medios es mucho tiempo pero también es poco para reparar lo dañado que estaba el país y construir la Argentina que todos queremos y merecemos. Estoy convencido más que nunca de que juntos los vamos a lograr, lo estamos logrando.

Las medidas que tomé y que voy a compartirles ahora son porque los escuché. Escuché lo que quisieron decirme el domingo. Son medidas que van a traer alivio a 17 millones de trabajadores y sus familias y a todas las pymes, que sé que están pasando por un momento de mucha incertidumbre.

Empiezo por los trabajadores: va a haber mejoras para todos los trabajadores, tanto formales como informales, estatales y privados, en relación de dependencia o cuentapropistas. Para los empleados en relación de dependencia, van a recibir hasta 2.000 pesos extras en su bolsillo en septiembre y octubre porque vamos a hacernos cargo desde el Estado de los impuestos conocidos como aportes personales. Para quienes pagan ganancias, vamos a modificar el impuesto para que reciban alrededor de 2.000 pesos más en el bolsillo por mes, hasta fin de año. También hay beneficios para los monotributistas y para los informales y desocupados, a través de dos pagos extras de AUH que reciben por sus hijos. Y a los empleados de la administración pública, las Fuerzas Armadas y las Fuerzas de Seguridad, vamos a darles un bono a fin de mes de 5.000 pesos. Además, vamos a volver a aumentar el salario mínimo. Hoy mismo voy a convocar al Consejo del Salario para definir el aumento. También vamos a aumentar la beca Progresar un 40% para todos los estudiantes que hacen un esfuerzo enorme para capacitarse. Y también, como decía antes, queremos ayudar a las pymes, porque reconocemos su valor y sabemos de las deudas que están teniendo. Para ellas estamos lanzando un plan que les va a permitir pagar en diez años sus obligaciones con la Afip.

Y también tomamos la decisión de congelar el precio de la nafta por los próximos 90 días y que la devaluación no los afecte.

Ahora, mi tarea como Presidente es trabajar siempre para cuidar la gobernabilidad. Siempre sostuve con absoluta convicción que el diálogo es el único camino y lo voy a seguir haciendo. En estas últimas 48 horas quedó claro que la incertidumbre política ha generado mucho daño y nos obliga a ser responsables. Hablé con algunos candidatos e insistiré con los que aún no pudimos hablar. Estoy disponible las 24 horas para que hablemos, quiero reunirme con ellos, que transmitamos tranquilidad en este proceso electoral que ha comenzado. Debemos conversar entre nosotros, mantener líneas abiertas y no entender esto como una pelea entre enemigos sino como una discusión entre rivales en el marco de nuestra democracia.

Terminando, quiero insistir que respeto profundamente la decisión de los argentinos que, votándonos en el pasado, en esta elección no lo hicieron. Entiendo su enojo, su cansancio. Solo les pido que no pongamos en duda el trabajo que hicimos juntos porque es mucho y es demasiado lo que hay en juego. Amo este país. Amo nuestro país, amo la Argentina y hoy les hablo de ese amor, desde la convicción más profunda que siento que sé que podemos hacerlo. Veo que lo estamos haciendo.

Como Presidente de los argentinos, estoy acá para seguir dando pelea por ese futuro que todos nos merecemos. Por eso les digo, ¡Vamos argentinos! A no aflojar, que vamos a salir de esta como salimos muchas veces, como salimos muchas veces.

Muchas gracias".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario