Las ventas minoristas de los comercios pymes finalizaron enero con una caída de 1% frente a igual mes del año pasado, medidas a precios constantes, según el relevamiento de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came).Dos componentes que incidieron en este desenlace mensual fueron la buena temporada turística local, que incrementó el gasto en servicios, y la mayor cantidad de familias que este año eligieron veranear en el exterior, frente a los precios más convenientes de otros destinos, informó la entidad.También señaló que el incremento en los patentamientos de autos que fue récord en enero, y la mayor demanda de viviendas le restaron liquidez a las familias para destinar a consumo corriente. "Si bien son todos agentes positivos para la economía, salvo la fuga de turistas, afectaron al consumo minorista", detalló."El comienzo del año tuvo un mes irregular para los comercios que sintieron la fuga de turistas al exterior y la mayor demanda de autos y viviendas. Eso resintió el consumo corriente", dijo Fabián Tarrío, presidente de Came. En enero, el 45,1% de los comercios consultados tuvieron caídas interanuales en sus ventas, el 39,9% registró aumentos y el 15% se mantuvo sin cambios. A su vez, de los 19 rubros relevados, 14 disminuyeron, 4 crecieron y 1 continuó sin cambios (Electrodomésticos y artículos electrónicos). Los ramos en alza fueron Juguetería y Librerías, Materiales para la construcción, Farmacias y Neumáticos. "Los negocios cercanos a las fronteras con Paraguay siguieron muy afectados por el declive de ventas ya que muchas familias cruzaron a comprar, especialmente indumentaria, calzados, lencería y electrónicos. No así con Chile, donde los precios a enero presentaban más similitudes con los argentinos", señaló el relevamiento de Came.