Desde junio comienza a regir los cambios en el monotributo y algunas de las modificaciones son:

Ya no podrán ser monotributistas las sociedades simples, de hecho o irregulares. Deben seguir como sociedad regular o -la opción más recomendable- reconvertirse en Sociedades de Acciones Simplificadas. El trámite se hace vía web, tarda 48 horas y se obtiene el CUIT.

Las recategorizaciones serán semestrales en vez de cuatrimestrales y la evaluación debe ser realizada en el inicio de actividad.

Las sucesiones indivisas continuadoras de causantes monotributistas podrán continuar con esa figura hasta un año desde el fallecimiento del causante, siempre que no haya una declaratoria de herederos dictada con anterioridad.

Se incorpora dentro de los importes que conforman la multa por omisión de impuestos a la cotización previsional.