El dirigente Luis D'Elia utilizó su cuenta de Twitter para atacar al presidente Mauricio Macri y convocó a 500 dirigentes sociales, sindicales y políticos para que se reúnan en una caravana pacífica que vaya desde el monumento a la Bandera en Rosario hasta Buenos Aires para pedir la renuncia de Macri y la vicepresidenta Gabriela Michetti.

Minutos después, nuevamente por la red social del pajarito, el dirigente social además de las respectivas renuncias del Poder Ejectutivo, pidió la desvinculación del embajador de Estados Unidos en la Argentina y la inmediata convocatoria de la Asamblea Legislativa para la designación de un presidente provisional.

D'Elia ya había estado en el foco de la tormenta meses atrás, cuando en una entrevista el dirigente de MILES (Movimiento Nacional Latinoamericanista Estudiantil) dijo que "a Macri habría que fusilarlo en la Plaza de Mayo".

"Para mí Macri es representante de una élite mundial que sueña un planeta gobernado por las corporaciones, donde desaparezca no solo la democracia sino todos los Estados-Nación", aseguró. Y remató generando gran polémica: "Habría que fusilarlo en la Plaza de Mayo delante de todo el pueblo, es un hijo de re mil putas".