El presidente Mauricio Macri, aseguró hoy ante los integrantes de la Asociación Empresaria Argentina (AEA) que si alguno recibe "un pedido indebido acá tienen un presidente" y un "equipo de gobierno ante quien acudir".

"No tengo pensado hipotecar mi gobierno ni el futuro de los argentinos para defender a nadie que actúe fuera de la ley", dijo Macri, en referencia al escándalo por denuncias de coimas en la obra pública durante la gestión kirchnerista.

El jefe de Estado se expresó de este modo al participar de la apertura del encuentro anual de la AEA, en el Hotel Sheraton, de la ciudad de Buenos Aires.

Respecto de la actualidad económica, reconoció que el país se encuentra en una situación de "vulnerabilidad" porque atraviesa "una tormenta de frente". También admitió que hasta que no se logre un equilibrio fiscal, va a haber "volatilidades".