El País

Macri endurece su discurso contra la oposición y se muestra como el único líder del Gobierno

Con su archi-rival, Cristina Fernández, bajo las cuerdas de la justicia, Macri apunta ahora a Roberto Lavagna 

Sábado 23 de Marzo de 2019

El presidente Mauricio Macri salió a mostrarse como el único líder del oficialismo y a confrontar duro con la oposición en un intento por retomar la iniciativa política ante la crisis económica, y a la vez, alinear a la tropa interna detrás de su candidatura a la reelección.

Esa estrategia, que inauguró con un duro discurso de confrontación con la oposición el pasado 1 de marzo ante el Congreso, continuó el jueves pasado durante un acto del “Gabinete Ampliado” ante más de un millar de funcionarios reunidos en el CCK, en una puesta en escena que marca lo que será la campaña del Gobierno de cara a las elecciones de octubre.

El giro discursivo y la inflación como “principal preocupación”:

El giro discursivo de dejar atrás el modo “zen” y responder a las críticas de la oposición, es también un intento de contrarestar los signos de eventual debilidad de Macri y su Gobierno ante la caída en las encuestas y el temor a la aparición de una alternativa electoral que rompa la estrategia de polarizar con el kirchnerismo.

Fiel al estilo de Marcos Peña -centralizar el mensaje a través de las redes sociales oficiales-, el mensaje se difundió blindado, a través del canal oficial de Youtube de Presidencia. Se ve un Macri que le comunica a su núcleo más duro.

Macri pidió a su tropa salir a bancar el discurso y a defender la política económica, tras una semana en la que la imagen del Gobierno sufrió un nuevo golpe por no poder controlar la inflación, por la suba del dólar con tasas de interés por las nubes; y a lo que se sumó la noticia del INDEC: el aumento de 2 puntos de la desocupación, que llega al 9,1 %.

Con un tono de discurso vehemente, Macri expresó por un lado, su “enojo” con los que critican el acuerdo con el FMI y la política económica en general, pero por otro, busca ordenar la interna en el PRO poniendo en claro que él será el candidato presidencial y el único líder.

“Hay que poner el hombro, hay que remar un poco más, porque de todo lo que se heredó no se sale de un día para el otro, sin llorarla, pero convencidos de que estamos en el lugar correcto”, pidió a su tropa.

Con su archi-rival, Cristina Fernández, bajo las cuerdas de la justicia, Macri apunta ahora -aunque sin mencionar con nombre y apellido-, contra el precandidato que algunos apuestan para unificar al PJ con otros sectores en un eventual frente electoral opositor: el ex ministro de Economía de Néstor Kirchner y ex candidato presidencial: Roberto Lavagna.

“¿Quién no quiere crecer?”, retrucó Macri, casi a los gritos y enfatizó: “Estoy caliente porque siempre me calentó la mentira”, volvió a despotricar contra Lavagna, que había dicho que su plan es hacer “crecer” la economía.

Macri también bajó un fuerte mensaje para controlar la interna en Cambiemos, y terminar con los rumores de un supuesto Plan V (De Vidal). Ante un escenario de profundización de la crisis económica no hay chance de que la gobernadora María Eugenia Vidal o el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta lo reemplacen en la fórmula presidencial.

Tras el acto en el CCK, quedó claro que Vidal y Rodríguez Larreta como laderos, saldrán a bancar el discurso:

“Lo que más nos preocupa es la situación social y económica de mucha gente que la está remando, peleando para llegar a fin de mes. Somos conscientes y es lo que dijo el propio Presidente el 1 de marzo en el Congreso”, reconoció Rodríguez Larreta, horas antes de que se conozcan los nuevos índices del INDEC.

Por Stella Garnica 

¿Te gustó la nota?