El País
Lunes 08 de Enero de 2018

Macri mandó a comprar cuatro carritos de golf nuevos para la residencia de Olivos

En total la compra sería por 1.500.000 pesos de acuerdo a la única oferta recibida en la licitación privada realizada en los últimos días de diciembre. Serían para el traslado interno de la familia y los empleados.

Según publicó el diario Perfil, el presidente Mauricio Macri recientemente, ordenó comprar cuatro carritos de golf nuevos para la quinta de Olivos. Se trata de vehículos que son utilizados para los traslados internos, tanto de la familia presidencial, funcionarios como también empleados.

El 29 de diciembre, último día hábil de 2017, fue la apertura de sobres con las ofertas para la licitación privada N° 23-0026-LPR17, organizada por la Secretaría General de la Presidencia. El objetivo de la contratación es la "adquisición de cuatro vehículos eléctricos y contratación de un servicio de mantenimiento integral de tres vehículos ecológicos eléctricos".

La única oferta recibida por el Gobierno, de parte de una empresa líder del mercado, supera el millón y medio de pesos. Todavía está en proceso de evaluación, pero se terminaría concretando en el corto plazo.

La justificación par la compra, ratificada a Perfil desde Casa Rosada, es que los cuatro carros que hay en la actualidad, tienen más de 20 años de uso, y están "en muy mal estado". Esto significa que deben constantemente ser reparados, los frenos están desgastados y las baterías prácticamente no duran. "Es una cuestión de seguridad", afirmaron.

Además de la adquisición de cuatro carritos, el Ejecutivo planea la contratación del servicio de mantenimiento de "tres vehículos del tipos Melex", y detalla que se deberán revisar: baterías, iluminación, sistema de frenado, sistema eléctrico, y alineación y balanceo.

Precisamente, la firma Melex Argentina SA fue la única que se presentó en la licitación, que cotizó cada uno de los vehículos en 325.000. Según el pliego, dos de ellos serán para transporte de pasajeros (dos adelante y dos atrás), y deben contar con "apoya pies metálico y baranda de protección".

De acuerdo a lo que informa el medio porteño, en la Quinta de Olivos están prohibidos los traslados en auto, excepto el trayecto que va de las entradas al casco principal. Por eso, explican fuentes gubernamentales, los vehículos eléctricos son utilizados para los traslados internos en las 35 hectáreas que ocupa el predio, tanto de la familia presidencial, como de los empleados.

La cancha de golf de 9 hoyos que supo brillar en la época de Carlos Menem ya está en desuso. En cambio, fueron recuperadas las canchas de tenis y paddle, que según cuentan, son utilizadas frecuentemente por Macri. Juliana Awada, al llegar, decidió armar una huerta. Y sigue habiendo animales, como los conejos con los que alguna vez se sacó una foto Antonia. También hay un polígono de tiro.

Anécdotas recientes cuentan que funcionarios que participan de los tradicionales partidos de fútbol llegan a la cancha en esos carros. Los más bacanes, claro.