El País
Miércoles 21 de Febrero de 2018

Macri pidió apostar al país "sin aprietes ni comportamientos mafiosos"

El presidente recorrió obras en Entre Ríos desde donde convocó "a buscar soluciones sin extorsiones".

El presidente Mauricio Macri pidió este miércoles desde Entre Ríos "seguir construyendo un país sin aprietes, sin extorsiones, sin comportamientos mafiosos y sin buscar privilegios", al exhortar a los argentinos a apostar por "el camino del trabajo y el diálogo". Así lo afirmó el primer mandatario luego de recorrer obras para el suministro de agua potable en la ciudad entrerriana de Concordia, horas antes de que en el centro porteño comenzara el acto central de la protesta convocada por el gremio de camioneros, que lidera Hugo Moyano.

Macri caracterizó el rumbo que lleva el país como "un camino que hemos comenzado y al cual nos tenemos que abrazar por el resto de nuestros días", porque "por este camino se construyen soluciones sin aprietes, sin extorsiones, sin comportamientos mafiosos, sin buscar privilegios".

Destacó que "los sueños que hemos tenido se van a hacer realidad, pero por este camino, el camino del trabajo, del diálogo, de poner el Estado al servicio de la gente" y con "un Estado gobernado en forma honesta y transparente". Acompañado por el gobernador entrerriano, el peronista Gustavo Bordet, y por el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, el jefe del Estado dijo que "querría ir más rápido", porque "después de tantos años de abandono, cuesta tener paciencia". "Hemos aprendido que lo que es para siempre no se hace de un día para otro, se hace trabajando un día tras otro", resaltó.

En la recorrida por las obras, también acompañaron a Macri el ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere; el intendente de Concordia, el peronista Enrique Cresto, y el senador nacional por Entre Ríos, Alfredo De Angeli. "Hoy es el cumpleaños del gobernador. Qué mejor cumpleaños para él que estemos en su ciudad con una obra que es tan importante", remarcó Macri en referencia a la planta potabilizadora que se construye en conjunto con la provincia y que beneficiará a más de 204.000 pobladores. Parado sobre un camino de tierra y rodeado de maquinaria pesada y obreros con sus clásicos cascos amarillos, Macri le dijo risueño a Bordet que "está más pibe que nunca" y le prometió que seguirá "haciendo obras juntos".

Macri en Entre Ríos.jpg

"Estamos poniendo en valor la capacidad de los entrerrianos. Mi compromiso es que trabajemos juntos para darles las herramientas, los medios, para que ustedes puedan desarrollarse y progresar", propuso el Presidente al hablar ante vecinos, legisladores, intendentes y funcionarios. "Hoy las obras empiezan y terminan en las fechas prometidas, como nunca antes se hicieron en esta ciudad y en el país", subrayó. De todos modos admitió que "querría ir más rápido, pero después de tantos años de abandono, de tantos años de frustraciones cuesta tener paciencia". Afirmó además que "los argentinos decidimos trabajar de una manera distinta; trabajando juntos, independientemente de qué partido seamos".

En este sentido, pidió "fortalecer la herramienta del diálogo, viendo qué es lo que cada uno puede aportar". Sin nombrar a Moyano ni referirse en forma directa a la protesta organizada por el líder de Camioneros, Macri dijo que por el camino del diálogo y el trabajo "construimos soluciones pero sin aprietes sin extorsiones, sin comportamientos mafiosos, sin buscar privilegios, sino sentados todos en una mesa viendo qué podemos aportar". Por su parte, Bordet declaró a la prensa que no se puede "pensar una provincia en pleno desarrollo si aún quedan pueblos sin agua potable y cloacas o ciudades que necesitan obras de ampliación de estos servicios que son esenciales para la salud de los entrerrianos". Además destacó la visita de Macri "para poder seguir gestionando obras y desarrollo que Entre Ríos necesita".