Un hombre salvó su vida de milagro tras caer con su vehículo a un profundo pozo en la localidad bonaerense de Ramos Mejía. El siniestro ocurrió durante el temporal de la madrugada del último domingo.

El protagonista, un hombre de unos 30 años, manejaba por la calle Brandsen de esa ciudad del oeste del Gran Buenos Aires cuando se topó con un obrador para el entubamiento del arroyo Maldonado. Cuando llegó a la intersección con Palacios intentó doblar pero la correntada lo arrastró al fondo del pozo.

El vehículo comenzó a inundarse. Quedó volcado con el techo hacia abajo. El conductor atinó a salir por el portón trasero.

Finalmente, por la solidaridad de un vecino que lo asistió, salvó su vida milagrosamente y no engrosó la lista de víctimas del temporal.