El País
Sábado 14 de Octubre de 2017

Milagro Sala: "La cárcel parece un mal sueño del que no puedo despertar"

La líder de la Tupac Amaru fue trasladada a la Unidad Penal de Mujeres de Alto Comedero. Hizo llegar una carta donde expone su estado de ánimo por lo que le toca vivir.

La dirigente social Milagro Sala volvió este sábado a la Unidad Penal de Mujeres de Alto Comedero en Jujuy luego de estar 45 días en prisión domiciliaria en El Carmen. Los policías la sacaron en pijama de su hogar a las 7 de la mañana. Uno de los autos del operativo no tenía patente. Ya reinstalada en esa cárcel, donde había estado entre el 16 de enero de 2016 y el 31 de agosto de este año, escribió una carta de puño y letra para denunciar la "violación de los derechos".

Embed


"Una vez más atropellaron mi dignidad. En Jujuy no existe la Justicia verdadera ni la democracia. Parece un sueño del que no puedo despertar", consideró la líder de la Tupac Amaru.

Sala, que había obtenido la prisión domiciliaria por pedido de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), regresó a la cárcel por decisión del juez Pablo Pullen Llermanos. En la carta, que firmó como "presa política", rogó: "Les pido que no dejen que esto se repita con ningún argentino".

El juez Raúl Gutiérrez ordenó detenerla el 16 de enero de 2016 por el acampe contra el gobernador Gerardo Morales. Estuvo 594 días en la cárcel de Alto Comedero. Hoy volvió a su celda.

El juez Mercau, que subroga a Gutiérrez, resolvió liberar el 29 de enero del año pasado a Sala por la causa inicial, pero ordenó que siguiera detenida por otra en la que era investigada por desvío de fondos públicos en la construcción de viviendas sociales.

Hasta ahora, a la líder de la Tupac Amaru la condenaron a tres años de prisión en suspenso por el escrache en 2009 a Morales y a pagar una multa de 3.780 pesos por encabezar el acampe.