El País
Martes 02 de Enero de 2018

Otra frase desafortunada del intendente marplatense para atraer inversores

"Vamos a mandar a alguna chica bonita a convencer empresarios para que vengan a invertir", fueron las palabras que dijo en el marco del recibimiento de los primeros turistas a La Feliz. Sus dichos desataron enojó en diversos sectores de la sociedad.

El intendente de Mar del Plata, Carlos Arroyo, habló con la prensa el lunes 1 de enero en el marco del recibimiento de los primeros turistas que llegaron a la ciudad. Cuando le preguntaron sobre las expectativas que tiene para el 2018 dijo: "Vamos a mandar a alguna chica bonita a convencer empresarios que vengan a invertir a Mar del Plata".

La frase desató una polémica y fuerte enojo de diversos sectores de la sociedad. El intendente fue consultado por los femicidios ocurridos durante 2017 en la ciudad y la política de seguridad que calificó como "la mejor de la provincia", a lo que respondió que durante el año que comienza se buscará crear "una gran campaña publicitaria de comunicación".


Arroyo opinó que los femicidios no son un delito que pueda resolverse con mayor presencia policial, sino que la única forma es "con educación y cultura". Y en ese sentido aclaró también: "Y con la eliminación del machismo tradicional en Argentina, una enfermedad no sé por qué motivo".