Transición nacional

Se "congeló" la transición política entre Macri y Alberto Fernández

En el gobierno dicen se cortó el diálogo con el equipo que designó el presidente electo. El informe de Peña y Bolivia, puntos de la discordia.

Miércoles 20 de Noviembre de 2019

A tres semanas del traspaso de mando, y en medio de los rumores respecto a la conformación del gabinete que acompañará a Alberto Fernández desde el 10 de diciembre, el gobierno de Mauricio Macri admitió que por el momento "no hay transición" y avisó que, si no ocurre, dejará "los papeles arriba de la mesa".

El oficialismo respondió así al presidente electo, que el fin de semana, en una entrevista con Página12, relativizó la importancia del diálogo entre ambos equipos. "La transición también es una ficción, es contarte lo que quedó después de cuatro años", aseguró.

Ayer, el primero en referirse al tema fue el propio Macri. Antes de ingresar al Salón de los Científicos, de Casa Rosada, donde encabezó la reunión de gabinete, el presidente mostró su incomodidad cuando se le consultó por cómo marchaba la transición. "No hay nada por ahora", esquivó.

Y, aunque el tema no estuvo en la agenda de la reunión que mantuvo con sus ministros, los funcionarios que oficiaron como voceros en la conferencia de prensa no dudaron en exponer la situación. El más contundente fue Oscar Aguad, ministro de Defensa. "No hay transición. La transición se da si está la posibilidad de compatibilizar y transmitir experiencias; si no, no hay transición", planteó.

Aguad recordó que "la transición empezó con la reunión de los dos presidentes, pero por algún motivo no siguió". Fue un mensaje por elevación a la decisión de Alberto Fernández de poner un freno al diálogo entre ambos equipos, pese a que inicialmente había designado un grupo de dirigentes para que encabezaran ese proceso, entre los que asomaban Santiago Cafiero, Eduardo Wado de Pedro, Gustavo Béliz y Vilma Ibarra.

Sin embargo, Aguad sostiene que ese diálogo no avanzó y que todavía se espera la oficialización de un interlocutor en cada área. "La designación de representantes para cada ministerio forma parte de lo que es la transición. Hasta ahora no ocurrió, todavía falta tiempo. Hace falta que los interlocutores sean oficiales, no simplemente gestores de buena voluntad", reclamó el titular de Defensa.

"A nosotros la orden que nos dio el presidente fue que cada uno organice su ministerio para traspasar esta experiencia. Y, si no se da, dejaremos los papeles arriba de la mesa", advirtió.

Más moderado, Germán Garavano, ministro de Justicia, precisó que están "preparando todos los elementos para poder entregárselos a aquellas personas que sean elegidas para llevar esta transición".

El ministro defendió al gobierno al señalar que propuso hacer "una transición ejemplar".

"Arrancó con el discurso de Macri el día de la derrota electoral y continuó con el desayuno al día siguiente y con la orden que se les dio a todos los ministros de preparar todos los instrumentos para poner a disposición del gobierno electo", recordó.

Uno de los puntos que más molestó a Alberto F fue el informe que preparó el jefe de Gabinete, Marcos Peña, con los datos de la herencia económica que deja la gestión de Macri. Tanto que salió a responder del tema desde México, mientras emprendía su primer gira tras ser electo. "Aunque les queden diez minutos de gobierno, tienen que parar con la mentira", lanzó, al cabo del encuentro con Andrés Manuel López Obrador.

Otro tema que dividió aguas fue la situación de Evo Morales. "Le dije que su vida corría peligro y que había que hacer algo. El (por Macri) me habló de las dificultades de traerlo a la Argentina porque creía que podía ser complejo porque estamos en una transición. Yo le dije que no compartía", relató días atrás Fernández.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario