El País
Lunes 23 de Octubre de 2017

Según la Federación de Expendedores de Combustibles la suba "estaba pactada"

El prosecretario de la entidad, Gabriel Bornoroni, resaltó hoy que el incremento de 10% promedio que ya se puede ver en los surtidores "ya estaba programado".

"Es el tercer aumento del año, que ya estaba pautado, en el marco de la desregulación del precio que el ministro de Energía, Juan José Aranguren, pactó con las petroleras", según el cual en 2018 se libera el precio para tener el mismo efecto del crudo internacional, "pero se adelantó porque la cotización del crudo superó los 55 dólares", expresó el directivo.

En cuanto a próximos aumentos, Bornoroni agregó que, "a futuro, YPF será el gran regulador de precios y Aranguren dijo que iba a utilizar la parte impositiva como amortiguador para que no haya una escalada grande a nivel consumidor".


"Puede haber una baja en la venta, que con el paso del tiempo se va nivelando, pero esperemos que eso no suceda porque nosotros vivimos de la renta", aseveró en declaraciones a radio Provincia de Buenos Aires. Además, sostuvo que "las petroleras se comieron lentamente nuestra rentabilidad con las comisiones que nos dan, pero es una batalla que estamos dando y charlando con todas las petroleras, ya que nadie hace una inversión que necesita porque no llega a fin de mes con la rentabilidad".

Desde esta mañana las principales petroleras que operan en el mercado de combustibles aumentaron entre 9% y 12% los precios del gasoil y las naftas súper y premium del segmento minorista, es decir, en los surtidores de todas las estaciones de servicio. El aumento es el primero que disponen las compañías luego de que comenzó a regir, el pasado 1 de octubre, el mercado libre de combustibles, según el acuerdo alcanzado enero por las empresas productoras y las refinadoras.