El País
Lunes 11 de Diciembre de 2017

Según la UCA, en la Argentina hay 13,5 millones de pobres

El último informe del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina muestra que esa cifra representa al 31,4% de los habitantes del país. Además, se detalló que el número de indigentes alcanza a los 2,54 millones.

El último informe del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina muestra que el 31,4% de los argentinos vive actualmente en una situación de pobreza, lo que representa a unas 13,5 millones de personas. Y que hay un 5,9% de personas que actualmente se encuentran en situación de indigencia, es decir, cerca de 2,5 millones de argentinos.

Dicha evaluación –que se hizo bajo una nueva metodología que no sólo mide la pobreza por los niveles de ingreso sino también de acuerdo al censo 2010 (hasta ahora se usaba el de 2001) y una serie de valores que antes no se consideraban– relevó también que el 48% de la población que vive bajo la línea de pobreza son niños de entre 0 y 14 años.

Cabe destacar que considerando los datos de medición tradicionales del INDEC y los de la UCA, se observa que hay una leve disminución de las personas en situación de pobreza entre 2016 (32,9%) y el 2017 (28,6%).

De acuerdo con ese cálculo, entre este año y el pasado la pobreza bajó más de cuatro puntos porcentuales, mientras que la indigencia sólo bajó tres décimas. Los expertos de la UCA estimaron que esta mejora se debió a la desaceleración de la inflación, la mejora de los ingresos, la actualización de jubilaciones, pensiones y planes sociales y la reactivación del empleo, fundamentalmente en la construcción.

Asimismo, la nueva serie de la UCA estimó que los más ricos se quedan con más de un tercio de los ingresos (31,8%), mientras que los más pobres, sólo con un 1,7%. En ese sentido, los más pudientes de la sociedad se llevan más de 18 veces más dinero que los que menos tienen.

En tanto, con relación a las brechas, en promedio los hogares pobres necesitan un 36,6% más de ingresos ($ 6278) para poder salir de ese flagelo. Y las familias indigentes requieren, en promedio, un 29,7% más de ingresos para escapar de esa realidad. Es decir, $ 2156 (en 2016 necesitaba $2.288).

A su vez, en el muestreo (que tuvo en cuenta en gran parte la situación del conubarno bonaerense) se detalla que actualmente un 18,9% de la población tiene déficit de cobertura de salud. Se observa, a su vez, que el porcentaje de hogares con servicios básicos incompletos sigue siendo elevado. Y se revela que hoy el 34,1% muestra problemas de conexión al agua corriente, servicio de red cloacal o conexión de fuentes de energía.