Crisis económica

Tenso inicio de conversaciones entre el FMI y el presidente electo

La jefa del Fondo arrancó pidiendo más ajuste. Fernández dijo que no y prometió un plan "que se pueda cumplir". Georgieva lo quiere ver

Miércoles 20 de Noviembre de 2019

Con tensión empezaron los contactos oficiales entre el Fondo Monetario Internacional y el gobierno electo, de cara a un acuerdo que permita renegociar la enorme deuda pública que contrajo Mauricio Macri y que ahora está en virtual default. La cosa empezó áspera. La directora del organismo, Kristalina Georgieva, advirtió públicamente a las nuevas autoridades que deberán "encontrar una manera de vivir dentro de las limitaciones presupuestarias" y reclamó más ajuste. Luego, en una conversación telefónica que mantuvieron por la tarde, Alberto Fernández le respondió que presentará un plan económico que pueda cumplir y aclaró que está "en condiciones de proponer" un acuerdo pero "sin más ajustes".

Por la noche, un comunicado del FMI pareció aquietar las aguas. Georgieva dijo que tuvo "una llamada muy positiva" con el presidente electo y reiteró la disposición del organismo a trabajar con la administración entrante. "Estoy ansiosa por conocer su plan, cuando un país es dueño de su plan tiene más posibilidades de éxito", agregó.

El día no había arrancado tan cordial. La nueva titular del organismo que le prestó 57 mil millones de dólares a la administración de Mauricio Macri, eligió arrancar con una fuerte apretada relación con Alberto Fernández.

Embed

En una entrevista con la agencia Bloomberg, Georgieva exhortó al gobierno electo a "reducir la deuda a un nivel sostenible" y consideró que el plan "debería tener en consideración el impacto que tendría en las personas más vulnerables".

Pero al mismo tiempo lo mandó a "encontrar una manera de vivir dentro de las limitaciones presupuestarias".

El actual programa del FMI exige un superávit fiscal primario el próximo año, mientras se espera que Argentina pueda terminar este año con un 0,5 por ciento de déficit primario. En realidad, los economistas estiman que el rojo de 2019, previo al pago de intereses de la deuda, no bajará de 1 por ciento del PBI, mientras que el desequilibro total rondaría el 4 por ciento.

El futuro jefe del Ejecutivo evalúa distintas alternativas para renegociar la deuda, que ya fue defaulteada en compromisos en pesos de corto plazo.

Embed

Para negociar con los acreedores externos, el equipo de Fernández evalúa distintas propuestas que incluso fueron presentadas por los mismos fondos de inversión que participaron de la fiesta de endeudamiento macrista. Hace poco más de un mes, desde el Fondo reclamaron una quita a los privados, de modo de compartir las pérdidas.

La directora del FMI ratificó que ese organismo está "muy abierto" para iniciar negociaciones con el futuro gobierno. Y señaló que está en conversación con el Banco Mundial y del BID para que apoyen "los planes de protección social".

A la entrevista con Bloomberg sucedió una jornada de idas y vueltas. El tono de presión de la funcionaria mutó en declaraciones contemplativas luego de la llamada telefónica que mantuvo con Fernández a la tardecita, hora argentina.

Deudamanía

Según un informe del Centro de Investigación y Formación de la CTA (Cifra-CTA), el aumento neto de la deuda pública en moneda extranjera fue de 103.808 millones de dólares y la fuga de capitales alcanzó a 93.667 millones de dólares entre diciembre de 2015 y septiembre de 2019.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario