Los clásicos billetes azules de dos pesos tiene los días contados. Así lo hizo saber el Banco Central de la República Argentina, que hoy extendió su vida útil hasta el próximo 31 de mayo, cuando se extinguirá su validez para dar lugar a las nuevas monedas de igual valor.

Sin embargo, son numerosos los inconvenientes que se presentan por estos días ante la negativa, incluso, de algunas entidades bancarias a recibirlos.

Por eso aquí damos a conocer una serie de ítems para saber cómo proceder con los "azules" de dos pesos:

>> El próximo 31 de mayo, el Banco Central de la República dejará sin efecto la circulación de los billetes de dos pesos. Había comenzado a circular en 1992.

>> Hasta esa fecha las casi 5.000 sucursales bancarias de todo el país tendrán la obligación de recibir estos billetes y cambiarlos por monedas u otros billetes, tanto para sus clientes como para quienes no lo son.

>> Los billetes de esa denominación perderán validez en forma definitiva en mayo y dejarán de ser considerados dinero.

>> En la actualidad, el Banco Central provee monedas de dos pesos en forma directa a empresas, cámaras comerciales y cualquier otro interesado mediante la entrega de tambores con 100.000 monedas (fraccionadas en 200 bolsas de 500 unidades), pagadas a través de transferencia bancaria.

>> Al tratarse del billete de menor denominación, sufrido un deterioro más veloz que el resto de los billetes. Esta dificultad se solucionará con el reemplazo por monedas, cuya vida útil es muy extensa.