Una perra fue asesinada de un disparo en barrio Ituzaingó. de Córdoba. Según trascendió, un hombre la ejecutó por haberle comido su asado.

Con varios niños jugando al fútbol en la calle, un adulto habría salido de su patio, enfurecido, incriminando a "Kika" -como se llamaba la mascota- por el robo de su carne. Y cuando el animal quedó recostado sobre la vereda fue ejecutado.

El dueño de "Kika" era uno de los chicos que se encontraba en la calle y según contó la madre, Ivana Mansilla, el niño de 10 años habría quedado en un "severo estado de shock".

La mujer agregó que el hombre -quien sería chofer de colectivo- le dijo al niño que "le pague el asado o limpie la sangre", y que realizó la denuncia ante la Justicia, añadiendo que cuando confrontó al vecino porque creía que su animal no había comido el asado, este le había admitido lo hecho.

El maltrato animal es un delito sancionado por el Código Penal a través de la ley 14.346, que prevé penas de 15 días a un año de cárcel, que -como todas las de menos de tres años- son excarcelables si el condenado no tiene antecedentes.

Una perra fue asesinada de un disparo en barrio Ituzaingó luego de que un hombre la ejecutara acusándola de haberle comido su asado.

Este hecho tuvo lugar a menos de una semana de la condena a un año de prisión de Germán Gómez, el peluquero de 37 años imputado por la agresión al cachorro "Chocolate" de tres meses que se convirtió en un símbolo de maltrato animal en el país.