El País
Miércoles 15 de Noviembre de 2017

Un nuevo fármaco para la epilepsia está disponible en Argentina

Se toma una sola vez al día. Fue aprobado por la ANMAT.

Un nuevo fármaco para tratar la epilepsia fue aprobado recientemente por la Anmat y ya está disponible en Argentina, afirmaron este miércoles especialistas, que destacaron entre sus ventajas "la escasa interacción con otros medicamentos y que debe tomarse sólo una vez al día".

La epilepsia es una de las enfermedades neurológicas más frecuentes, junto con el accidente cerebrovascular (ACV), el Alzheimer y la cefaleas: "Es una patología crónica que produce convulsiones a repetición y que acarrea problemas psicológicos, sociales y cognitivos", dijo a Télam el neurólogo Damián Consalvo, presidente de la Liga Argentina Contra la Epilepsia.

"Se estima que unas 65 millones de personas en el mundo la padecen y que entre el 60 y el 70 por ciento de ellas responden al tratamiento farmacológico", agregó.

Consalvo es además uno de los especialistas argentinos que ya trabaja con la nueva droga, llamada "eslicarbazepina".

Para tratar la epilepsia hay medicamentos de tres generaciones: los clásicos, los de segunda generación -que se desarrollaron a partir de estudios clínicos- y los de última generación, que son los más selectivos en su mecanismo de acción. Entre ellos está la eslicarbazetina.

"En relación a los clásicos, sabemos que son buenos pero que sus efectos adversos son mucho más frecuentes, y que al no trabajar por el sitio de acción sino por el metabolismo, interactúan con otros medicamentos. Los de segunda y tercera generación son más puntuales, con igual eficacia y menor probabilidad de desarrollar eventos adversos", detalló Consalvo.

La eslicarbazetina tiene un "mecanismo de acción puntual", por lo que su interacción con otros medicamentos es "escasa".

"Eso es importante, porque con frecuencia los pacientes con epilepsia tienen trastornos psiquiátricos asociados", apuntó por su parte Nahuel Pereira de Silva, del departamento de Neurología del Sanatorio Mitre, quien también participó de la presentación.

"Otra gran ventaja de la eslicarbazetina es que se toma una vez por día. Una de las cuestiones con la epilepsia es que el paciente empieza a fallar a medida que avanza el tratamiento porque tiene que tomar la medicación tres veces por día y la debe consumir durante mucho tiempo: al menos dos o tres años", agregó.

Al ser consultado por los efectos adversos de la nueva droga, Consalvo respondió que no tiene ninguno "particular", y que los que se encontraron "son comunes a otros antiepilépticos", como la somnolencia, inestabilidad, vértigo y mareos.

"La elección del fármaco es importante. La mitad de los pacientes responden al primer tratamiento farmacológico y cada uno tomará ese medicamento entre dos y tres años, el tiempo que lleva saber si tuvo una buena evolución", explicó.

Consultado sobre las causas de la enfermedad, el médico dijo que son múltiples: "En los niños suelen ser genéticas, en los adolescentes puede darse por lesiones en el hipocampo -la parte media del lóbulo temporal del cerebro- o malformaciones en el desarrollo de la corteza cerebral, mientras que en los adultos los causantes pueden ser un traumatismo de cráneo, un ACV, los tumores y el Alzheimer, entre otros".

El nuevo fármaco ya se utiliza en 43 países y fue aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) y la Agencia Europea de Medicamentos.