El país
Viernes 17 de Noviembre de 2017

Una patota de chicas golpeó a otra estudiante "por ser linda"

El hecho fue confirmado en Salta por una fuente policial que actuó en la ubicación y demoró a las jóvenes agresoras, todas menores y estudiantes de la escuela secundaria.

Una alumna de un colegio secundario de la ciudad de Salta fue brutalmente golpeada por una patota de tres chicas que la atacaron "por linda" a la salida de la institución, mientras varias personas, entre ellos compañeros del curso de la víctima, en lugar de ayudarla, filmaban la agresión.

El hecho fue confirmado al diario El Tribuno por una fuente policial que actuó en la ubicación y demora de las jóvenes agresoras, todas menores de 18 años.

En la tarde de este jueves, la víctima de la violencia estudiantil fue conducida a la Ciudad Judicial con su madre, la denunciante.

La adolescente, cuya identidad se reserva por cuestiones legales, fue revisada por el médico legal del Poder Judicial.

Una fuente cercana al caso aseguró que las lesiones que sufrió la estudiante están todas circunscriptas a su rostro, donde recibió incontables golpes, sobre todo en sus labios.

Los hechos que fueron filmados por compañeros propios y extraños sucedieron al mediodía sobre la intersección de calles 10 de Octubre y San Luis, a la salida del colegio secundario Juan Calchaqui.

Según la fuente, el llamado a la policía lo realiza un personal de maestranza del colegio citado, que intentó en vano detener una agresión salvaje perpetrada por tres adolescentes en contra de una alumna del establecimiento.

La fuente policial relató que, además del escandaloso suceso, lo más llamativo fue la no intervención de los propios compañeros de estudio.

Según la fuente, a las 12:15, hora de salida del establecimiento, se presentaron a la puerta del mismo tres adolescentes ajenas a la casa de estudio.

Una de ellas señaló a una alumna y tras ese índice acusador las dos mayores la tomaron de los cabellos mientras una tercera le propinaba golpes.

El incidente hizo intervenir a personas mayores que lograron sofocar la furia de las tres chicas "patoteras", las que se alejaron del lugar, amenazantes y lanzando toda clase de insultos a la víctima.

La fuente consultada aseguró que las agresoras en su fuga le prometieron volver por más.

Al llegar la Policía, una mujer uniformada asistió a la joven víctima, mientras el móvil salió detrás de las tres agresoras.

Sobre calle Chacabuco y pasaje Anta, el patrullero logró ubicarlas, recibiendo el personal uniformado escraches de tono futbolero.

Las agresoras, todas menores de edad, fueron conducidas hacia el centro de menores contraventores de la ley, siendo su domicilio real el barrio Palermo, de la zona oeste de la capital.

Por la tarde la joven estudiante fue revisada por el médico legal y su madre ratificó en todos los términos la denuncia radicada en su momento.

En tanto, personal policial investiga si entre los presentes había alguna persona allegada a las agresoras, ya que se sabe que el brutal ajuste femenino fue filmado por varios muchachos ajenos al colegio.