Vidal formuló el anuncio durante una conferencia de prensa que ofreció en la ciudad de La Plata, donde explicó que las rebajas se instrumentarán en bajo dos mecanismos: el primer a través de decreto y el segundo a partir de la aprobación de modificaciones de la ley.

La rebaja impositiva para la tarifa eléctrica totalizará el 15,7 por ciento, que se aplicará por decreto en un primer tramo de 10,4 por ciento en la próxima facturación, y en una segunda instancia para el porcentaje restante luego de que sea modificada en la Legislatura la Ley 11.769 que establece el marco regulatorio eléctrico en la provincia de Buenos Aires. En tanto, el componente impositivo de la tarifa de gas tendrá una reducción de 6,3 por ciento por decreto, mientras que para el agua será recortado un 6,2 por ciento en total, repartido en el 3,1 por ciento de manera inmediata vía decreto y el 3,1 por ciento restante a través de la modificación de la Ley 13.404. Con esta rebaja de impuestos, Vidal es la primera gobernadora que responde al pedido formulado por el presidente Mauricio Macri para que las provincias eliminen los impuestos provinciales que aplican sobre los servicios públicos.

Vidal aclaró que lo que se eliminan "son dos decretos de la dictadura militar que nada tienen que ver con las tarifas" y precisó que el beneficio alcanza "a todos los habitantes de la provincia de Buenos Aires sin distinción de la empresa que provee el servicio". Durante la conferencia, la gobernadora apoyó la política que en materia de tarifas lleva adelante el gobierno nacional y aseguró que "estuvimos acostumbrados durante años a pagar tarifas irreales y la electricidad colapsó". "Después de 10 años de abandono no se puede seguir ocultado la verdad y, el gobierno nacional como lo hizo con todos los temas decidió poner la verdad sobre la mesa en el tema de la energía", puntualizó. Vidal dijo que para los ciudadanos "sabemos que este esfuerzo es difícil y que se hace cuesta arriba y por eso entendemos que es un esfuerzo al que también nos tenemos que sumar los gobiernos y no solo de los vecinos".

Valoró el aporte del gobierno nacional para que 1.600.000 usuarios tengan la tarifa social en materia de energía y más de 900 mil la de gas "que también hace un esfuerzo para que paguen menos los que más lo necesitan". Vidal aseguró también que las empresas prestadoras de los servicios "también deben sumarse al esfuerzo" y sostuvo que "deberán cumplir con las inversiones para que en cada verano el número de cortes sea menor". Puntualizó que "cuando se enfrenta situaciones difíciles como esta que les cuesta a las familias pagar las facturas de servicios hay dos maneras de responder como gobierno". "Una es especular, mirar para el costado y sacar ventaja política. Mentiras, atajos y la salida fácil ya sabemos donde nos llevó: hoy no tenemos energía". Otra posibilidad "es escuchar cara a cara y trabajar sobre soluciones concretas que estén al lado de las necesidades de la gente, porque de situaciones difíciles se sale entre todos y juntos con la verdad sobre la mesa". "Por ello -subrayó- vamos a asumir el costo de eliminar estos impuestos que van a servir para aliviar las facturas de las familias".

Durante la conferencia de prensa, en la que estuvo acompañada del vicegobernador, Daniel Salvador, y el ministro de Economía, Hernán Lacunza, la gobernadora recordó que desde hoy funciona también la línea gratuita 0800 333 6384 para recibir consultas sobre la facturación de los servicios. "Es una línea telefónica para los usuarios puedan acudir para saber si está correctamente cobrada la factura", explicó, al tiempo que adelantó que se realizarán auditorias y controles "sobre algunas cooperativas del interior en las que detectamos que incorporan cargos indebidos en sus facturas".

Fuente: Télam