El partido que nunca olvidará

Emanuel Brítez se llevó todos los elogios en la 82ª edición del clásico santafesino, donde dejó el lateral derecho para ser uno de los centrales. “Desde chiquito que venía soñando con esto”, sentenció.

Lunes 03 de Junio de 2013

Apenas tiene 13 partidos disputados en Primera División pero juega con la personalidad de un veterano. No se guarda nada en cada presentación y va al frente siempre, aún con veteranos delanteros que se ponen en su camino.

El día después de la gran victoria de Unión sobre Colón para Emanuel Brítez fue diferente. En diálogo con Radio La Red, el joven defensor no duda en ratificar que “desde chiquito soñaba con esto, lo único que le faltó para redondear todo el sueño era que esté la gente de Unión en la cancha festejando pero gracias a Dios salió todo bien”.

Un duelo picante

Colocado por Facundo Sava como primer marcador central, el chico de barrio Don Bosco jugó un duelo muy particular con su tocayo Gigliotti, pero siempre dando el máximo y respetando al artillero Sabalero: “Después de San Lorenzo estábamos haciendo la entrada en calor en la práctica y Sava me dijo si tenía algún problema en jugar de marcador central, le dije que no, que es una posición linda en un partido especial. Iba a jugar donde él me ponga.

Me puse a mirar un poco el delantero de Colón, Gigliotti, un gran delantero, sabía que era duro pero no que era rápido, por suerte me fue muy bien. Creo que con Emmanuel fuimos dos grandes profesionales. Primero yo le metí a él, después él me metió a mí, te soy sincero, cuando yo le pego a él le pido disculpas, cuando él me pegaba a mí nos pedíamos disculpas al instante, somos dos tipos fuertes que vamos con todo pero nunca con mala intención. Son gestos de muy buena manera y cuando terminó el partido, lo fui a buscar y lo felicité por la clase de jugador y persona que es. Todos los jugadores meten pero el gesto que tuvo Gigliotti conmigo no lo tuve nunca en una cancha”.

Pensar en lo que viene

El descenso del Tate a la “B” Nacional fue inexorable seis días antes de jugar el partido más esperado en la ciudad. Más allá de la actualidad de cada uno y de los tres puntos que sumó Unión por primera vez en casa luego de un año y 14 días, Brítez no deja de lado la parte final de la temporada: “Todavía el torneo no terminó, quedan tres partidos muy importantes para terminar de la mejor manera y afrontar un torneo duro como la “B” Nacional que tenés que afrontar, con canchas duras a las que tendremos que ir, al respecto de Sava, es un gran técnico, en lo personal no lo olvidaré nunca porque me dio la posibilidad de cumplir mi sueño, es una gran persona y sería bueno que se quede. Yo tengo contrato por varios años más, me maneja Facundo Vega. Siempre le digo que si tiene algo que se lo guarde y hable con la persona que tenga que hablar. Quiero terminar jugando de la mejor manera. Si es por mí, nací y me voy a morir jugando en Unión”.

Su lugar preferido

Brítez jugó los partidos anteriores como lateral derecho pero ante la lesión de Bruno Bianchi, acompañó a Nicolás Correa en la cueva. Cuando fue consultado por su predilección sentenció: “Prefiero jugar de marcador de punta, al clásico lo quería jugar de central. Me gusta tener más contacto con la pelota, pasar un poco al campo rival, mi posición es de marcador de punta. Todas las inferiores jugué de lateral izquierdo, de central, jugaba por todos los puestos, en Reserva la mayoría de los partidos jugaba de central. Jugué en la Copa Argentina y ayer (por el domingo) más un amistoso en Uruguay. Capaz que resalta por la forma de juego que tengo, pero son dos posiciones muy lindas”.

Aclaración importante

Más allá de su excelente desempeño dentro de la cancha ante Colón, los minutos posteriores al 1 a 0 fueron confusos para Brítez, por supuestos twitters que se leyeron en la cuenta oficial del juvenil (@BritezEma) con conceptos agresivos hacia la entidad sabalera y su dirigencia. El propio protagonista se encargó de aclarar: “Terminó el partido y me puse a festejar con los chicos en el vestuario tocando un bombo; entra Juani (Chiapino) de prensa me dice: ¿que twitteaste? Me calmé. Ni toqué el celular y lo único que quería era festejar con mis compañeros. Había falta de respeto a los dirigentes de Colón, lo llamé a un chico de Unión porque no podía entrar desde mi teléfono para borrar. Yo festejé y nunca le falte el respeto a nadie. Lo llamé a Claudio (Cáplan) para explicarle porque no tenía nada que ver. Me imaginaba que iban a hablar y por eso salí a decir lo que pasó. Jamás puse nada ni hablé mal de la gente de Colón”.

¿Te gustó la nota?