Santa Fe

El profesorado de Alto Verde ya recibe a sus primeros estudiantes

Son 53 los vecinos de ese barrio que están cursando el propedéutico de la carrera que brindará el Instituto Castañeda en la sede de la escuela de oficios Papa Francisco

Domingo 26 de Marzo de 2017

Los 53 vecinos de Alto Verde que se anotaron para estudiar el profesorado en educación primaria están a punto de finalizar el curso propedéutico e iniciar el cursado del primer año. Para ellos es una oportunidad única de acceder a la educación superior y poder pensar un proyecto de vida con más posibilidades.

La escuela de oficios Papa Francisco, de la Fundación Manos Abiertas, realizó el año pasado un convenio con el Instituto Superior N° 4031 Fray Francisco de Paula Castañeda para empezar a dictar la carrera en Alto Verde. Y se convirtió así en la primera oferta de educación superior formal que hay en el barrio.

"Los encuentros propedéuticos sirven para introducirlos en lo que será su vida en una carrera terciaria, explicarle el ritmo de cursado y evaluación", explicó a Diario UNO, Wilson Stegmayer, director de la escuela de oficios.

"La presencia de la educación en Alto Verde impacta en la forma de ver y pensar" - Wilson Stegmayer, director de la escuela de oficios

El próximo 3 de abril será el primer día de cursado. El resto del año encontrará a los alumnos de lunes a viernes de 8 a 12.30 en un aula del edificio ubicado en la Manzana 7 de Alto Verde. Para brindar una educación realmente inclusiva, los estudiantes tendrán la oportunidad de utilizar esa misma aula por la tarde para estudiar, reunirse y recibir apoyo.

El horario de cursado será por la mañana por varias razones. Por un lado, la mayoría de los inscriptos tiene hijos que van a la escuela en ese mismo turno, con lo cual cuentan con el tiempo necesario para cumplir con las clases. Y, por el otro, el Instituto Castañeda ya brinda la carrera por la tarde en su sede central, por lo que el contraturno le permite a los docentes acercarse hasta Alto Verde sin afectar a los otros cursos.

"Dejamos un aula solo para el terciario y, por la tarde, en el resto de los espacios del edificio se brindan los tradicionales talleres de la escuela de oficio", explicó Stegmayer, que acotó que ya están completos los cupos en carpintería, electricidad y cocina pero que quedan vacantes en el de albañilería.

Compromiso

Entre quienes emprenden el desafío de convertirse en profesores de primaria hay jóvenes de 18 y 19 años que recién terminaron la secundaria, otros mayores de 30 que se han interesado siempre por la educación; y un grupo importante de veinteañeros que hace algunos años completaron la educación obligatoria y están buscando una profesión que les genere una buena salida laboral. "La mayoría de ellos tiene hijos y le gusta la docencia, poder enseñar y compartir con chicos", agregó Stegmayer.

El director de la escuela de oficios está sorprendido por la buena respuesta que tuvo la propuesta y destacó el compromiso de quienes se inscribieron para cumplir cada uno de los pasos iniciales.

"Hubo encuentros que se habían fijado para días en los que llovió torrencialmente y moverse por el barrio no era sencillo pero, a pesar de eso, todos llegaron y participaron", ejemplificó y agregó: "Hay mucho entusiasmo, ya están preguntando cuántos apuntes van a necesitar".

Pero desde las instituciones educativas hay expectativas de que el impacto sea grande en toda la comunidad. "Ya la escuela de oficios estuvo cambiando el barrio. La presencia de la educación en Alto Verde impacta en la forma de ver y pensar. Empieza un boca en boca que hace que la gente se acerque sin que hagamos mucha publicidad", contó el director de la escuela.

Es así como quienes comenzaron a cursar los talleres de oficio empezaron a preguntar sobre los requisitos para hacer el profesorado pero, además, los vecinos desarrollan propuestas paralelas que buscan mejorar la vida de todos como la apertura de despensas y otros negocios que son necesarios en la zona.

En los últimos años, descentralizar las propuestas de formación profesional ha sido tanto una demanda social como una política pública. Iniciativas de gestión privada como la de Alto Verde se suman a propuestas de gestión pública como los anexos de los terciarios en barrio Yapeyú -con las carreras de Enfermería y Gestión y Mantenimiento de Equipos Biomédicos- y en Sargento Cabral -Turismo-.

Más opciones

"Gracias a Dios tenemos muchísimos inscriptos en los cursos de oficio. Más que el año pasado. Ya llenamos el aula de electricidad, la de carpintería y la de cocina. Solo nos quedan 12 vacantes en albañilería", dijo el director de la escuela.

"La mayoría de los inscriptos tiene hijos que van a la escuela en ese mismo turno, con lo cual cuentan con el tiempo necesario para cumplir con las clases" - Wilson Stegmayer, director de la escuela de oficios

En esta edición se inscribieron más de 150 personas pero pudieron comenzar menos porque la institución tiene un cupo de 30 alumnos por curso. De todas maneras se siguen sumando propuestas.

En abril, por ejemplo, se va a dar inicio a los cursos de informática que duran tres meses. "En ellos se les enseña lo básico como para que los estudiantes puedan hacer su propio currículum, su carta de presentación y otras herramientas que le sirvan para el trabajo", contó Stegmayer.

Y detalló que para participar es necesario tener más de 18 años y saber leer y escribir. Los interesados pueden acercarse a la sede de la institución o comunicarse de lunes a viernes, de 13 a 18, al 4838040.

¿Te gustó la nota?