Ovación
Viernes 22 de Diciembre de 2017

El título más importante para Gustavo Ballas

El cordobés, ex-campeón del mundo completó la primaria a los 59 años, tras recuperarse de las drogas y el alcohol.

El 12 de septiembre de 1981 será siempre una fecha inolvidable para Gustavo Ballas. Ese día, el villamariense se consagró campeón en la categoría Supermosca de la Asociación Mundial de Boxeo ante el coreano Suk Chul Bae en el mítico Luna Park. Sin embargo, acaba de lograr un título mucho más importante.

Tras disputar 120 combates como profesional, cosechando 105 victorias (31 KO), seis empates y nueve derrotas, el boxeador cordobés entró indudablemente en el peor momento de su vida. Aquejado por el alcohol y la droga, terminó preso en la cárcel de Devoto después de robarle a un taxista con un arma de juguete. Sin embargo, esa batalla también la ganó con el paso del tiempo.

Ballas regresó a Villa María donde sus vecinos lo ayudaron a recuperarse y hasta le donaron dinero que le sirvió para iniciar un tratamiento en Bell Ville. Ya recuperado, se capacitó en la Universidad del Salvador como socioterapeuta en Adicciones y formó un grupo de profesionales para ayudar a personas con el mismo drama que él vivió.

Embed


En su historia de vida había reservado un capítulo más: por los problemas económicos de su familia, Ballas dejó la escuela en quinto grado. Y la pudo retomar casi 50 años después para finalizar el primario gracias al Programa de educación y alfabetización de jóvenes y adultos que promueve la Municipalidad de Villa María.


El pasado martes 19 de diciembre recibió el diploma con una gran sonrisa y nuevos proyectos para seguir adelante. El año que viene, comenzará la secundaria y ya sueña con recibirse de psicólogo en la universidad.