Elecciones 2017
Sábado 21 de Octubre de 2017

Para ganar, los candidatos a concejales se pelean por 50.000 votos sin dueño en la ciudad

Entre las cuatro fuerzas que competirán por las ocho bancas que se renuevan en el Concejo, en las Paso sacaron el 77,45% de los votos. Entre los sufragios que sacaron los frentes y partidos que no llegaron a las generales, los votos en blanco y los anulados hay casi 50.000 votos que se van a disputar Emilio Jatón, Carlos Pereira, Marcos Castelló y Luz Balbastro.

Este domingo los santafesinos irán a las urnas a definir quiénes serán los que ocupen las ocho bancas que se renuevan en el Concejo Municipal. No hay ciencia que pueda predecir cómo votarán las personas, pero las matemáticas pueden permitir –solo a modo de juego preelectoral– tener algunas referencias para esperar los resultados del próximo domingo.


Desde lo numérico el escenario que dejaron las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (Paso) quedó de la siguiente manera: entre el Frente Progresista Cívico y Social (FPCyS), la Alianza Cambiemos y el Frente Justicialista se llevaron el 75,25% del total de los votos emitidos (218.165). Si se suma a Espacio Grande, la cuarta fuerza que va a competir el domingo, la cifra se estira al 77,45%, un total de 169.014 votos.

El resto de las fuerzas políticas –los 12 partidos o frentes que no superaron el piso del 1,5% del padrón para pasar a las generales– sumó solo 20.402 (9,3%). Los votos en blanco fueron 9.179 y los anulados 19.570. Es decir que las cuatro listas que competirán el domingo ahora se disputan ese 22,55% del electorado que en las Paso tomó otra opción.

Si ese porcentaje se lo lleva a votos es un total de 49.151 potenciales sufragios para las cuatro opciones electorales. Pero seguramente serán más los votos en juego porque en las generales siempre concurren más electores a cumplir con su deber cívico, aunque en las primarias de agosto hubo un buen piso, ya que asistió el 71,28% de los electores. Solo a modo de ejemplo, en las Paso de 2015 asistió a las urnas el 67,96% de los electores, mientras que en las generales de ese año votó el 74,12% del total del padrón.


La cantidad de votos en juego no es menor, sobre todo teniendo en cuenta la paridad con la que terminaron las primarias. Emilio Jatón fue individualmente el candidato más votado con 51.312 votos (23,51% de los votos emitidos), pero el FPCyS quedó tercero (53.163) en la contienda entre frentes con el 24,36%. El segundo candidato más votado fue Carlos Pereira, con 44.067 (20,19%) y su frente, Cambiemos (53.955), también quedó segundo con el 24,73%. El candidato mejor posicionado del justicialismo con el 11,14% de los votos emitidos, Marcos Castelló (24.318), quedó tercero cómodo en la individual. Pero las 13 listas internas llevaron a ese frente a ser el más votado con 57.093 votos (26,16%). La cuarta opción será la encabezada por Luz Balbastro que individualmente en las Paso consiguió 1.932 votos (0,88%) y entre las seis listas de su Alianza Espacio Grande consiguieron 4.803 sufragios (2,2%).

lista.jpg
<b>En el cuarto oscuro.</b> Esta será la boleta única que cada votante de la ciudad se encontrará este domingo y en la que deberá marcar a que lista elige.&nbsp;
En el cuarto oscuro. Esta será la boleta única que cada votante de la ciudad se encontrará este domingo y en la que deberá marcar a que lista elige.


Por ese motivo, en este punto pueden empezar a tomar relevancia las referencias del pasado. Los antecedentes inmediatos a los comicios generales de este domingo son las primarias y generales de 2013 y de 2015, aunque con la salvedad de que en esta ocasión el escenario político presenta grandes cambios –se dividió el frente oficialista que conformaban el radicalismo y el socialismo– y eso agrega, por si hacía falta, un poco más de incertidumbre al desenlace.


Cuántos partidos están representados en el Concejo
Hasta el momento en que se formalizó la escisión de un sector del radicalismo del Frente Progresista en la ciudad de Santa Fe para pasar a Cambiemos, en el Concejo Municipal había dos grandes bloques. El del FPCyS y el del PJ, que luego de unificarse a finales del año pasado –incluyendo a Fernando Fleitas que fue electo por el Frente Renovador y ahora tributa al PJ– quedó como el mayoritario.

Para llegar a esa composición, uno de los primeros datos que se puede apreciar es que tanto en 2013 como en 2015 solo tres frentes consiguieron ingresar concejales, lo que marca una polarización difícil de romper para las fuerzas que no consiguen posicionarse bien en las primarias. Hace cuatro años la cuarta fuerza fue Unión PRO Santa Fe Federal que con 17.254 votos, aún mejorando los 14.694 de las Paso, no consiguió quedarse con la octava banca en juego. Este puede ser un indicador de cuán alto será el piso para conseguir una banca.

El tercer lugar entre los frentes en las generales lo ocupó Santafesino Ciento por Ciento que con 21.032 sufragios consiguió remontar los 9.158 votos de las Paso y que Fernando Fleitas se quedara con la sexta banca a partir del reparto con el Sistema D'Hondt.

En 2015 el cuarto lugar fue para el Frente Renovador de la Esperanza, luego del Frente Progresista, el Frente Justicialista para la Victoria y la Unión PRO Federal (que llevó los candidatos justicialistas de Producción y Trabajo). Ese año en las generales sacó 15.633 (3.331 votos menos que la suma de las listas internas en las primarias) y la primera candidata a concejal, Luz Balbastro, quedó cerca de ingresar pero no le alcanzó. La novena y última banca en juego quedó por Sistema D'Hondt para Sergio Basile del Frente Progresista con 17.206 votos.


La diferencia entre las Paso y las generales
En las dos últimas elecciones el frente que más votos perdió entre las primarias y las elecciones generales fue el Justicialismo. El gran desafío que tiene el PJ es conseguir que no se dispersen los votos que consiguió en las Paso. Pero como se vio en 2013 y en 2015 eso es muy difícil. Hace cuatro años perdió 10.000 votos en dos meses al pasar de 68.299 a 58.059 votos.

Dos años después, la sangría fue mucho menor (de 56.059 en las Paso a 55.482 en las generales). Sin embargo, como ya se dijo, en esa ocasión parte del PJ participó con el sello del PRO. Este año en la interna del PJ participaron 13 listas y eso le permitió cosechar 57.093 votos para ser el frente más votado, pero para las generales ya no serán 13 candidatos traccionando votos. Habrá que ver qué peso tiene eso en los resultados finales.

En los últimos años el Frente Progresista recorrió el camino inverso. En 2013 logró mejorar en casi 7.000 votos la performance entre las Paso (64.002) y las generales (70.906). Mientras que hace dos años pasó de 48.752, en las Paso, a 68.827 sufragios en las generales mejorando en más de 20.000 votos. Una remontada épica. Ahora el Frente Progresista se dividió en la ciudad y tanto su actual candidato, Emilio Jatón, como Carlos Pereira, que ahora representa a Cambiemos, están lejos de ese promedio de 70.000 votos.

En las Paso de este año las dos listas del Frente Progresista sumaron 53.163 sufragios, aunque la nómina que encabezaba Jatón sacó el 96,5% de ese total. Mientras que Cambiemos logró 53.955 y Pereira se llevó el 81,6% de esos votos. Ahora deberá convencer a los casi 10.000 votantes de Ulrich Lehmann que sigan apostando por Cambiemos para mantener la base a partir de la cual crecer.


Los votos en blanco y los anulados
Este fragmento del electorado es uno de los que intentarán seducir los candidatos. Son los electores que no se sintieron representados por ningún candidato o partido en las Paso y que votaron en blanco o anularon su voto a conciencia o por desconocimiento de cómo se vota con la Boleta Única de papel, un sistema que Santa Fe utiliza desde 2011.

En las primarias de 2013, entre anulados (8.171) y en blanco (21.663), se totalizaron 29.834 votos. Mientras que en las generales de ese año el número bajó a 19.747 (13.097 anulados y 6.650 en blanco). En dos meses hubo 10.000 electores que encontraron una opción electoral afirmativa.

Dos años después sucedió algo similar. En las Paso del 19 de abril de 2015 los que no tomaron una opción política partidaria fueron 31.861 personas, de las cuales 13.529 anularon su voto y 18.332 votaron en blanco. Mientras que el 14 de junio de ese año ese número descendió a 21.985 (10.717 anulados y 11.268 en blanco). Como en el caso anterior, casi 10.000 votantes encontraron un candidato.

En las elecciones del 13 de agosto de este año votaron en blanco 9.179 personas y 19.570 anularon su voto, y entre ambas opciones suman 28.749 sufragios. El próximo domingo los comicios serán más fáciles para los electores, ya que de las 36 listas que hubo en las primarias ahora sólo quedan cuatro. Esto también puede ayudar a que quienes votaron en blanco o anularon su voto hace dos meses ahora tengan una boleta más clara para poder elegir.

Con la caña en la mano, los cuatro candidatos a concejales en la ciudad de Santa Fe saldrán este domingo a la pesca de esa porción del electorado que no los eligió en las Paso. Son cerca de 50.000 votos (que pueden ser más si va más gente a votar), que en una contienda de la que participan solo cuatro candidatos puede inclinar la balanza para cualquier lado.