La diputada provincial Mercedes Meier forma parte de la lista del Frente Social y Popular encabezada por Carlos Del Frade y la militante de Ciudad Futura Damaris Pacchiotti que el próximo 16 de junio compiten por renovar sus bancas y ampliar su bloque en la Legislatura provincial.

—¿Meier, cómo analiza la elección a gobernador?
—Creo que la provincia no está ajena a la disputa nacional y al daño que la política de Cambiemos le ha hecho al entramado social, laboral y productivo. Creemos que lo central del debate es parar las políticas de Macri y de sus aliados en Santa Fe. Entendemos que eso se juega en estas elecciones. Y como bien expresa Carlos (Del Frade) al respecto, hoy entre las opciones a gobernar la provincia no tenemos una propia, pero evidentemente Corral y Perotti son los que están mucho más cerca de Macri y han acompañado sus políticas, uno en la ciudad de Santa Fe y el otro en el Senado, por lo cual no son una opción para nosotros.

"Hace falta un voto que frene el ingreso de los sectores más retrógrados a la Cámara"  

—¿Qué perspectivas tienen en las elecciones a diputados?
—Nosotros como Frente Social y Popular entendimos que era importante atender los pedidos de unidad y amplitud que la sociedad hace constantemente y es por eso que pudimos crecer y ampliar nuestro frente con la participación de Ciudad Futura. Creo que hay pocos frentes en el país con un programa popular, de izquierda, amplio, con centro en la producción sustentable, feminista y que tengan tanto arraigo en los territorios como este que hemos podido conformar.
También tenemos la tranquilidad de un gran balance legislativo que nos respalda. Nuestro bloque, de solo dos diputados sobre un total de 50, fue el que más trabajo legislativo realizó con más de 1.300 proyectos presentados. Y eso tiene que ver también con el arraigo que decía antes, porque ese trabajo es producto de trasladar las inquietudes, los reclamos y las luchas de las santafesinas y santafesinos que nos encontramos todos los días en la calle, a la Legislatura que siempre es tan lejana a los vecinos.

"Apelamos a los votantes progresistas de la provincia a que ayuden con su voto a que se amplíen las voces legislativas"

—¿Por qué creen que tienen que renovar su banca?
—Por lo que te decía antes, el trabajo realizado y todo lo que tenemos proyectado seguir haciendo. Pero también, porque vamos hacia una conformación legislativa que se va a volcar a la derecha. Una Cámara de Diputados donde, además del socialismo de Lifschitz, va a estar el PRO y el bloque de Amalia Granata que puede llegar a meter cuatro o cinco diputados, entre los que se encuentran los líderes de las iglesias evangelistas y el abogado del Opus Dei.
"Entendemos que en esa Cámara la disputa por sostener nuestros derechos y conquistar nuevos va a ser dura. Y creo que con Carlos y Dámaris, junto con otros bloques, podemos hacer fuerza para avanzar y no retroceder como plantean estos sectores conservadores que van a hacer si logran ingresar a la Legislatura. Retroceso que no solo tiene que ver con los derechos de las mujeres, sino que además representan los valores de los poderosos en todos los sentidos. No tenemos dudas que son bloques que van a legislar para el poder económico de la provincia", sostuvo.
"Por eso apelamos a los votantes progresistas de la provincia a que ayuden con su voto a que se amplíen las voces legislativas. Los partidos mayoritarios ya tienen aseguradas sus bancas tanto el FPCyS con la mayoría de 28 diputados y el PJ con la primera minoría. Hace falta un voto que frene el ingreso de los sectores más retrógrados a la Cámara y hoy ese voto es a espacios como el nuestro, con el protagonismo de las mujeres", concluyó.