Elecciones 2019

Lifschitz dijo que "el gobierno no entendió que hay que bajar un cambio"

El gobernador de Santa Fe le pidió seriedad al gobierno y que garantice la gobernabilidad y la estabilidad económica. "Sería suicida para el país profundizar la confrontación", advirtió

Martes 13 de Agosto de 2019

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz dijo que "es casi irreversible" en octubre el triunfo que obtuvo Alberto Fernández en las Paso. Al mismo tiempo, le pidió al gobierno "responsabilidad y seriedad" para garantizar la gobernabilidad y la estabilidad económica del país hasta diciembre.

"Por lo menos en la provincia de Santa Fe se venía visualizando y las últimas encuestas mostraban una clara ventaja para la fórmula de Fernández Fernández, aunque no tan abultada como finalmente terminó siendo", dijo Lifschitz sobre los resultados de las Paso.

Luego amplió: "Se ratificó lo que reflejaba el humor social, lo que reflejaba un sector de la opinión pública de un rechazo a las políticas económicas del gobierno de muchos sectores de la sociedad, de los trabajadores y sectores medios que estaban sufriendo de manera directa el aumento de la pobreza y la recesión económica y la pérdida del poder adquisitivo de los salarios y de las jubilaciones".

"Evidentemente esa bronca se canalizó a través del voto a favor de Fernández. Fue un claro mensaje al gobierno y pareciera que hasta ahora no fue escuchado por el Presidente y su equipo de gabinete", dijo en diálogo con TN y argumentó: "Sobre todo por las primeras reacciones del mismo domingo por la noche y de las del lunes. No se está entendiendo la necesidad de bajar un cambio, de escuchar a la oposición y las voces críticas de economistas para buscar un tránsito ordenado hacia el 10 de diciembre que más allá del resultado electoral que falta para definir el próximo presidente, todo indicaría que hay un proceso electoral muy definido y que va a ser indispensable un diálogo entre el gobierno y las principales fuerzas de oposición para garantizar la gobernabilidad y la estabilidad económica de aquí al 10 de diciembre".

Ante la pregunta de si es irreversible el resultado de las Paso, Lifschitz contestó: "Me parece que es casi irreversible y que sería suicida para el país y para los argentinos seguir profundizando la confrontación, la grieta y seguir generando pánico en los actores económicos sobre el futuro. Es indispensable para tranquilizar la economía, para los tan mentados mercados y para los actores locales de la economía, para el pequeño y mediano empresario, para el industrial y por supuesto al ciudadano en general darle alguna certeza respecto de los meses que faltan hasta diciembre y perspectiva de futuro. Eso es posible solamente si el gobierno asume su principal responsabilidad que es garantizar la gobernabilidad de aquí al 10 de diciembre".

En tanto, sobre si es posible establecer pautas con la oposición para llegar de la mejor manera a diciembre, el gobernador de Santa Fe dijo: "Me parece que eso es indispensable en este momento. Si estuviera en el lugar del gobierno estaría pensando en eso. Más allá del resultado electoral, que fue muy negativo para el oficialismo y uno entiende lo que significa una derrota tan dura y, tal vez, imprevista como la que se dio el domingo, pero la responsabilidad más importante de un gobierno es pensar en la gente, en el futuro, en la gobernabilidad y en tratar de sostener una estabilidad económica que no siga deteriorándose y que no siga haciendo daño en el bolsillo de los trabajadores, de los jubilados, de los pequeños y medianos empresarios".

"En un día, con esta corrida cambiaria, los argentinos que viven de un salario perdieron entre el 20 y el 30 por ciento de sus ingresos y eso se va a sentir en los próximos meses y que esa realidad pueda profundizarse en los próximos meses sería muy grave para todos. Por eso me parece necesario un acto de seriedad, de responsabilidad al gobierno de entender la realidad que estamos atravesando y obrar en consecuencia. Obviamente también va a requerir responsabilidad de quien ha sido ungido con la mayoría de los votos y puesto en la puerta de una presidencia como es Alberto Fernández y de otros dirigentes de la oposición", señaló.

Por otra parte, Lifschitz resaltó el rol que Lavagna puede tener en los próximos meses y dijo que "puede ser muy importante no solo porque se erigió como la tercera fuerza, sino además por su trayectoria y su experiencia".

"El doctor Lavagna está predispuesto a colaborar con el país. Su candidatura a la presidencia tuvo que ver con eso. Es un hombre que estaba lejos de la política y decide volver porque entiende que puede ser útil. No tengo dudas que podría aportar y colaborar y que tiene toda la voluntad de hacerlo en la medida que sea una convocatoria amplia y que haya voluntad de parte del gobierno de rectificar o a escuchar las voces de la oposición e introducir cambios en la realidad económica que estamos atravesando", aclaró.

Al ser consultado sobre si Lavagna puede bajar su candidatura en octubre, el gobernador santafesino contestó: "De ninguna manera. El doctor Lavagna tiene una clara definición sobre el proyecto de construir una alternativa en el país, alternativo en lo político y en lo económico, que es donde radica su mayor conocimiento, en esto de cómo sacar al país de la crisis y volver a ponerlo en un camino de crecimiento. Su voz puede ser muy importante en estos meses, no solo porque es una voz autorizada, si no porque puede erigirse en un competidor imprevisto para las elecciones de octubre".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario