En el podio del Apertura

El rendimiento de Colón en el torneo no es el ideal, y por ello son pocos los jugadores que se destacaron a lo largo de las 14 fechas. En el ranking Ovación asoman Maximiliano Pellegrino, Diego Pozo y Sebastián Prediger.

Miércoles 09 de Noviembre de 2011

Mariano Cassanello

ovacion@unosantafe.com.ar

La irregular campaña que viene protagonizando Colón a lo largo de estas 14 fechas, no permiten vislumbrar con demasiada contundencia que jugadores hasta aquí se destacaron por encima del resto. Hay que analizar con mucho detenimiento aquellos futbolistas que hayan tenido un rendimiento aceptable dado que el equipo si bien cosechó 21 puntos en materia futbolística aún está en deuda.

De las incorporaciones claramente se destacan Maximiliano Pellegrino y Bruno Urribarri en tanto que los demás refuerzos que llegaron para esta temporada no cumplieron con las expectativas y por eso todavía tienen que revalidar sus pergaminos con la camiseta de Colón (Chevantón, Lima, González, Costa, Barraza, Bastía) sin contar a Santiago Fosgt que todavía no debutó.

En cuanto al puntaje de Ovación, en estas 14 fechas los promedios más altos son para Maximiliano Pellegrino, Diego Pozo y Sebastián Prediger quiénes dentro del pobre contexto futbolístico del plantel se puede decir que salvaron la ropa.

Otro de los jugadores que cumplió cada vez que le tocó jugar reemplazando a Pozo fue Marcos Díaz quién obtuvo el mejor porcentaje pero en este caso haciendo la salvedad que actuó en cuatro partidos.

En el caso de Pozo es verdad que por allí no está en el nivel que adquirió cuando fue citado a jugar el Mundial pero también debemos mencionar que no tuvo errores groseros, ni fue responsable directo en alguno de los goles que le marcaron al equipo. Incluso en un par de encuentros actuó con un dedo fisurado que luego sí lo dejó fuera de los titulares.

El ingreso de Pellegrino fue clave para que la defensa se mostrara más sólida que en épocas anteriores, fundamental a la hora de acomodar el bloque defensivo, su salida en el partido ante Tigre se sintió de manera notable y el claro ejemplo es que cuando se retiró del campo de juego a los pocos minutos Tigre marcó un gol por vía aérea y en el complemento el elenco de Victoria volvió a anotar ante la pasividad de la defensa.

Por su parte Prediger es el jugador más regular de la mitad de la cancha, aún así habrá que afirmar que en determinados pasajes del campeonato, el volante central jugó por debajo de su nivel muchas veces como consecuencia de la irregularidad que mostró la zona de volantes indudablemente el talón de aquiles del equipo. No obstante el Perro siempre es un jugador imprescindible para la estructura defensiva y una muestra de ello fue el encuentro ante Tigre en donde el equipo jugó muy mal y Prediger lo observó desde la platea.

¿Te gustó la nota?