El país
Viernes 22 de Septiembre de 2017

En Jujuy se adjudican el fernet

Un diputado sostiene que la bebida italiana llegó primero a Jujuy que a Córdoba. Es otro capítulo en la disputa entre la provincia mediterránea y provincias productoras de azúcar, por la prohibición de ese producto en bares.

El diputado jujeño Alberto Bernis agregó un nuevo capítulo a la disputa entre Córdoba y las provincias productoras de azúcar, tras la prohibición de ofrecer ese producto en las mesas de los bares.

"El fernet es jujeño, los cordobeses nos lo robaron". Así despachó el legislador.

La conversación se produjo en el programa "Siesta Animal", de Mitre Córdoba.

Al escuchar la aseveración del diputado, el conductor Omar Pereyra lo frenó en seco: "No nos busque por ahí, que nos vamos a pelear en serio".

"Sí, es jujeño. Los cordobeses nos lo robaron. La bebida es italiana, pero si busca datos, llegó a Jujuy antes que a Córdoba", retrucó el diputado jujeño.

"Acá en Córdoba explotó con la mezcla", le aclaró el conductor haciendo referencia a la historia del humorista "Chacho" buenaventura, sobre los orígenes del fernet con coca en Cruz del Eje.

La charla, un poco en broma y un poco en serio, retomó enseguida el tema central que mantiene ocupadas a las provincias azucareras: los sobrecitos en las mesas de los bares.

En el medio, dejó encendida la "polémica" sobre cuál fue la primera provincia del país que tomó como propia a la oscura bebida, indicó el diario La Voz del Interior.

Vale recordar que una ordenanza aprobada por unanimidad por el Concejo Deliberante de Córdoba establece que en los locales gastronómicos de esa ciudad habrá que solicitar el azúcar a los mozos, tal como sucede con la sal.
Además, se obliga a las heladerías y bares a ofrecer parte de sus productos sin contenido de azúcar, de manera tal que sean aptos para diabéticos; y a poner carteles en lugares visibles con la leyenda: "el consumo excesivo de azúcar es perjudicial para la salud".

La medida fue defendida por el intendente Ramón Mestre, pese al reclamo formal realizado por el gobernador tucumano Juan Manzur, quien considera que la medida pone en riesgo a la principal actividad agroindustrial de Tucumán, que emplea de manera directa e indirecta a más de 50.000 personas. Lo mismo ocurriría en Jujuy.

Inclusive, algunos legisladores tucumanos advirtieron que si se mantiene firme la medida contra el azúcar avanzarán con la sanción de proyectos para limitar el maní cordobés, con el argumento de que su alto contenido graso y de sal es perjudicial para la salud. La misma amenaza alcanza al salame de Colonia Caroya y hasta el fernet.

En Jujuy 7.000 familias trabajan en Ledesma y cerca de 10.000 familias en otros ingenios. Hay entre 12.000 y 15.000 familias que dependen de esta actividad.