En la edición de esta semana de revista Caras, Ángela Torres sorprendió a todos con una revelación tremenda. La protagonista de Simona sufrió de bullying cuando iba al colegio.

"Una vez un pibe me pegó una piña y llegué a mi casa con la cara y el labio todo hinchado", recordó Ángela.

"Cuando mamá (Gloria Carrá) me vio así llamó al colegio re enojada, hizo que volvieran a mi casa, que el nene bajara y me pidiera perdón. En otra oportunidad, me pasó que un chico me bajó la pollera y me dejó en bombacha. En primer grado la pasaba realmente mal", confesó la actriz.

Más tarde, relató que una triste anécdota que le sucedió debido a su look: "Iba de joggins y las nenas de pollerita. Una vez escuché al chico que me gustaba decirle a otro: "¿Viste que fea la chica nueva? ¡Y lo decía por mí! Aunque fue en primer grado nunca me lo olvidé", contó Torres.

Finalmente, durante la entrevista, Ángela aseguró que logró superar los complejos con su cuerpo: "Yo me acepto como soy y me siento feliz con mi cuerpo. Quizás me puedo mirar la rodilla o la pierna y pensar: 'Puta madre, no me gustan, pero nada más'. ¡Bravo, Ángela!