Escenario
Miércoles 29 de Noviembre de 2017

Barbie Vélez contó cómo y cuándo comenzó su amor con Lucas Rodríguez

La actriz e hija de Nazarena Vélez dialogó con revista Gente y brindó detalles de su relación con el hijo de Fabián Rodríguez.

Barbie Vélez sorprendió al mundo del espectáculo con sus últimas declaraciones públicas a la revista Gente, donde afirmó que está en pareja y enamorada de Lucas Rodríguez. Además de confesar su amor por el muchacho, la hija de Nazarena Vélez, reveló otros detalles de la relación.

"Este año, en marzo, me fui de vacaciones a Miami. Justo murió Silvia, la hermana de Fabián. Y viajaron Camila y Lucas, sus sobrinos. Ahí me pegué mucho a Cami. Volvimos y empezamos a salir juntas con una prima suya, María. Así empecé a frecuentar más a Lucas. Ellos salen mucho en grupo. Yo sé que las especulaciones vienen de muy atrás, pero te repito, todo pasó hace poco", arrancó a contar Barbie.

Y siguió: "Empezamos a salir en julio de este año. Desde abril nos veíamos seguido y un día me invitó a tomar unos tragos, una especie de cita, y se declaró. Creo que si sucedía el año pasado, le habría dicho que no. Pero ya estaba preparada".

"Es muy lindo lo que tengo y no quiero que nada lo arruine. Él es ajeno al medio, y realmente se pone muy nervioso. Si bien sabe en qué se está metiendo, le tengo un amor tan grande que lo quiero cuidar. Estoy muy feliz; nunca me pasó esto de amar así. Lucas es un sol. ¡No sabés lo que me cuida...! Yo no sabía lo que era no tener una escena de celos, no pelear nunca, confiar plenamente en el otro", lanzó.

"No puede ser más bueno. Es un dulce de leche. Es compañero, súper demostrativo. No tiene vergüenza de decirme 'te amo', de abrazarme. Y entendió mis tiempos, y que iba a ser difícil para mí volver a confiar en una pareja", aseguró entre risas, las mismas que suelta cuando le preguntan si es verdad que él estaba enamorado desde hacía mucho tiempo de ella. "Sí, pero nunca me lo había confesado", afirmó luego.

"¡Me va a matar cuando lea esto! Cuando se declaró, me dijo que no le pasaba de ahora, que hacía tiempo le gustaba. Yo estaba medio pizpireta, no quería una relación. Entonces me puso los puntos. Fue clarito conmigo: que con él no era para pelotudear, que lo que sentía era real, y si yo no quería estaba todo ok, pero si le decía "sí", que nos pongamos las pilas y tengamos algo", contó más tarde.

"Era evidente que a mí también me pasaba algo con Lucas y lo estaba queriendo tapar. Cuando me di cuenta de que si no me ponía las pilas que me pedía lo iba a perder, no me hice la canchera y le dije que sí, porque lo quiero y respeto mucho. Nunca le haría mal", concluyó.

Embed