PrimiciasYa
Sábado 11 de Agosto de 2018

Benjamín Vicuña habló de su actual relación con Pampita

Entrevistado por un ciclo radial, el actor, que está instalado en España filmando la serie Vis a Vis, habló de sobre cómo hace no desconectarse de sus hijos Beltrán, Benicio y Bautista.

Benjamín Vicuña se encuentra instalado en España filmando Vis a Vis la serie éxito de Netflix y este sábado, entrevistado por Modo Sádado, en Radio Nacional, habló de su actual relación con Pampita y el estar tan alejado de sus hijos.

"Mi compañeros españoles consideran una locura estar lejos de los hijos, pero lo llevo con entusiasmo entendiendo que hay un sacrificio en esto de dejar a mis hijos más de lo que me gustaría dejarlos. Por ahí pasan dos semanas sin verlos que para mí se me hace largo. Pero encontré una forma para poder viajar, para que ellos me visiten también. Y entendiendo que esto es temporal. Son cuatro meses y lo estoy llevando bastante bien", arrancó a contar.

"Es cansador porque los vuelos son largos pero también es importante dar un salto porque mi trabajo implica viajar, soy actor. Y eso tengo que convalidarlo con mi rol más importante que es ser papá y con eso acotar la culpa y entender que es parte de mi responsabilidad. Y tratar de encontrar el equilibrio en eso. Entendiendo que los hijos son libres, que este rol es un rol maravilloso pero uno viene a aprender a ser papá con todas las herramientas que me dieron. Y trato de ser la mejor expresión del papá que puedo ser con mi realidad", aseguró.

Sobre su relación con Pampita, Vicuña dijo que se llevan muy bien y que "lo más importante es la calidad de tiempo que uno está con sus hijos, el amor que les da y la contención". "Hay que seguir adelante", agregó.

Además, Vicuña se refirió al rechazó la legalización del aborto: "Es lamentable la falta de representatividad del Senado cuando uno ve una movilización tan sensata desde el derecho de la mujer y la ciudadanía. Sin embargo, hay que hablar y seguramente habrá que hacerlo en otro momento, pero por ahí se puso el foco en una nueva grieta en la Argentina, en una polémica moral, cuando la ley tenía que hablar de otra cosa, de una cuestión más inmediata que es la despenalización. No sobre vida o muerte. Se polarizó una discusión y hoy es lamentable".