La siempre provocativa Jimena Barón fue sorprendida por el bloqueo de una de sus redes sociales, en este caso la cuenta de Twitter.

Los motivos no son los que muchos suponían, ya que su cuenta no fue bloqueada por ninguna foto o video hot, sino por infringir una regla de uso de esta cuenta.

Barón subió en una publicación una frase, a modo de humor en su cuenta: "Alguien que venga a suicidarme".

Al parecer, el posteo no encuadraba dentro de los lineamientos de la red social, que terminó bloqueando su cuenta, adjudicando que incumplió la regla que prohíbe fomentar o promover el suicidio o las autolesiones.

Ella respondió con humor a través de Instagram y a las pocas horas recuperó su cuenta en la red social del pajarito.