Marta, la hija de Ricardo Fort, sorprendió a todos sus seguidores de las redes sociales con sus últimas fotos.

La adolescente bajó 17 kilos y se mostró nuevo color de pelo y tatuaje. Su papá Ricardo era fanático de los tatuajes y tenía varios en su cuerpo.

La joven además se tiñó de rubia y se hizo su primer tatuaje en el tobillo: unas huellitas de perro, animales por los que tiene un gran amor.

"Bajé 17 kilos, no me jodas. No sé qué es ser gorda para vos, pero yo estoy bien conmigo misma", contestó Martita a uno de sus seguidores de Instagram.

Cabe recordar que el empresario falleció en noviembre de 2013 y desde entonces Marta y Felipe quedaron bajo la tutela de Gustavo Martínez, el gran compañero de vida de Fort.